Itinerario político

Amazon y la 'espotiza' del INE

Al arranque del proceso electoral del 5 de junio —donde se renovarán 12 gobiernos estatales— se han producido escándalos que van del robo de la Lista Nominal de Electores —que se vende en Amazon— hasta el secuestro de spots por parte de algunos dueños de partidos.

Hoy nos ocuparemos del robo de spots por parte del jefe del PAN, Ricardo Anaya, y de AMLO, dueño de Morena. Y si Anaya y López se roban los spots de sus partidos, ¿por qué no vender a Amazon la lista nominal de electores?

Y es que entre los políticos todo es negocio. Está claro que un partido vendió a Amazon la Lista Nominal. ¿Qué partido es culpable? ¿Para qué? ¿Solo por dinero?

Pero vamos por partes. En los 40 días que restan de campaña en las entidades donde se renovarán congresos locales, gobiernos estatales y Congreso Constituyente en la CdMx, los electores seremos torturados con una de las más brutales campañas de spots.

¿Tiene dudas?

Entre hoy y el 5 de junio escucharemos y veremos la nada saludable cantidad de 5 millones 467 mil 859 spots de partidos políticos.

¿Qué significa esa descomunal cantidad de spots?

Son millones de pesos tirados a la basura —porque cada vez son menos los ciudadanos que atienden esos mensajes—; y son cuatro años continuos en los que una estación de radio y/o televisión estará al servicio exclusivo de las ocurrencias de los partidos.

Y es que si asumimos que cada spot tiene una duración de 20 segundos, el tiempo de la espotización sería de unos 125 millones 653 mil 560 segundos; o si lo prefiere, unas 34 mil 903 horas, o mil 454 días, o 208 semanas, o 52 meses, o poco más de cuatro años.

Visto de otra forma, que si se reproducen todos los spots, uno tras otro —los 5 millones 267 mil 859 de mensajes—, cuando terminen estaríamos en el año 2020.

Habrían transcurrido dos terceras partes del periodo de los gobernadores electos en junio de 2016. De hecho, eso mandatarios ya promoverían a su sucesor.

Los alcaldes y diputados electos en junio de 2016 tendrían un año fuera del cargo, mientras continuarían los spots llamando a votar por ellos y —sobre todo— ya habría terminado la gestión de Peña Nieto.

Viviríamos una nueva elección presidencial en Estados Unidos; los alumnos de licenciatura que ingresarán a la universidad en 2016 habrían concluido su carrera

¿La grosera espotización?

Al tiempo.