Itinerario político

¡AMLO tiene razón!

Ahora resulta que —empezando por el secretario de Educación, Aurelio Nuño— son muchos los sorprendidos por la reacción de Andrés Manuel López Obrador, quien claramente salió en defensa de los jefes mafiosos de la CNTE.

Resulta que abundan los que se rasgan las vestiduras porque Obrador defiende —de manera contundente— a grupos como la CNTE, que se caracterizan por la impunidad a pesar de su violencia sistémica, del odio que siembran, el vandalismo, la rapiña y las peores prácticas de la barbarie, la intolerancia y la antidemocracia.

¿De verdad sorprende que AMLO se identifique con la delirante CNTE y que, por ejemplo, su claque impulse para México una dictadura como las de Nicolás Maduro, en Venezuela; Evo Morales, en Bolivia; Rafael Correa, en Ecuador, o Daniel Ortega, en Nicaragua?

¿De verdad es sorpresivo que Obrador defienda a pillos disfrazados de dirigentes sociales, que lo mismo saquean, secuestran, roban, vandalizan, trafican con personas que extorsionan a sus propios compañeros y que se han enriquecido con métodos iguales a los de las mafias criminales?

¿Quién se escandaliza por la defensa de esas mafias, si el propio AMLO es parte de un cuestionable grupo político que nunca ha aclarado el origen de los millonarios recursos que utiliza para vivir, para hacer política, para promover su perversa destrucción de la democracia y del Estado?

¿Qué no es cierto que Morena es una mafia en donde gracias al dinero público —manejado al antojo del dueño de ese partido—, Obrador actúa de la misma forma que los jefes de la CNTE?

¿Los sorprendidos habrán olvidado que Obrador no solo es "amigo" de impresentables como Rubén Núñez, sino que defendió causas como la del SME, la APPO de Oaxaca, a Napoleón Gómez Urrutia, a Benito Bahena Lomé —líder charro del sindicato de tranvías—, a mafias sindicales y de taxistas, como Los Pantera?

¿O será que los sorprendidos no recuerdan que en su gestión como jefe de Gobierno del DF, AMLO modificó el Código Penal para enviar a prisión —hasta por 30 años—, a vándalos que actuaran igual que hoy actúan los señores mafiosos de la CNTE?

¿Qué ya no recuerdan la manera grosera en la que AMLO regaló impunidad y solapó las raterías de Bejarano y Ponce, luego del llamado videoescándalo?

¿Será tan corta la memoria de los sorprendidos que no recuerdan que luego de la opacidad total en los segundos pisos de Periférico, AMLO ordenó que no se dieran a conocer los gastos hasta 2017, que está por cumplirse?

¿Tendrán tan reducida la memoria los sorprendidos como para que olviden que en Tabasco Obrador ordenó que todo un pueblo no pagara el costo de la energía eléctrica, lo que provocó un desfalco de miles de millones de pesos que todos debemos pagar hoy con nuestros impuestos?

¿La desmemoria llevó a los sorprendidos a olvidar que luego de la derrota electoral de 2006, el locuaz AMLO ordenó cerrar con carpas todo el Paseo de la Reforma, hasta el Zócalo capitalino, con el daño a miles de empresarios, sin que nadie fuera capaz de reclamar algo?

¿Ya olvidaron que desde 2013, tanto AMLO como la CNTE han coqueteado con una alianza contra la reforma educativa y que de manera sistemática la CNTE lo negó? Claro, hoy queda claro que la alianza siempre existió.

Y la joya de la corona: ¿ya olvidaron que en un acto demencial, AMLO protestó como presidente electo, en el Zócalo, con banda presidencial y gabinete incluido?

No, que nadie se equivoque, AMLO tiene razón.

Es absolutamente congruente al apoyar a la mafiosa CNTE.

Al tiempo.

A

 

hora resulta que —empezando porel secretario de Educación, Aurelio Nuño— son muchos los sorprendidos por la reacción de AndrésManuel López Obrador, quien claramente salió endefensa de los jefes mafiosos de la CNTE.

 

Resulta que abundan los que se rasganlas vestiduras porque Obradordefiende de maneracontundente a gruposcomo la CNTE, que se caracterizan por la impunidad a pesar de su violenciasistémica, del odio que siembran, el vandalismo, la rapiña y las peoresprácticas de la barbarie, la intolerancia y la antidemocracia.

 

¿De verdad sorprende que AMLO se identifique con la delirante CNTE y que, por ejemplo, suclaque impulse para México una dictadura como las de NicolásMaduro, en Venezuela; EvoMorales, en Bolivia; RafaelCorrea, en Ecuador, o DanielOrtega, en Nicaragua?

 

¿Deverdad es sorpresivo que Obrador defienda a pillos disfrazados dedirigentes sociales, que lo mismo saquean, secuestran, roban, vandalizan,trafican con personas que extorsionan a sus propios compañeros y que se hanenriquecido con métodos iguales a los de las mafias criminales?

 

¿Quién se escandaliza por la defensade esas mafias, si el propio AMLO es parte de un cuestionable grupo político que nunca ha aclaradoel origen de los millonarios recursos que utiliza para vivir, para hacerpolítica, para promover su perversa destrucción de la democracia y del Estado?

 

¿Qué no es cierto que Morena es unamafia en donde gracias al dinero público manejado al antojo del dueño de ese partido, Obradoractúa de la misma forma que los jefes de la CNTE?

 

¿Lossorprendidos habrán olvidado que Obrador no solo es “amigo” de impresentablescomo Rubén Núñez, sino que defendió causas como la del SME, la APPOde Oaxaca, a Napoleón GómezUrrutia, a Benito Bahena Lomélíder charro del sindicato de tranvías, amafias sindicales y de taxistas, como Los Pantera?

 

¿O será que los sorprendidos norecuerdan que en su gestión como jefe de Gobierno del DF, AMLO modificó el Código Penal para enviar a prisión hasta por 30 años, a vándalos que actuaran igual que hoy actúan los señoresmafiosos de la CNTE?

 

¿Qué ya no recuerdan la maneragrosera en la que AMLO regalóimpunidad y solapó las raterías de Bejarano y Ponce, luegodel llamado videoescándalo?

 

¿Será tan corta la memoria de lossorprendidos que no recuerdan que luego de la opacidad total en los segundospisos de Periférico, AMLO ordenóque no se dieran a conocer los gastos hasta 2017, que está por cumplirse?

 

¿Tendrán tan reducida la memoria lossorprendidos como para que olviden que en Tabasco Obrador ordenó que todo un pueblo no pagara el costo de la energíaeléctrica, lo que provocó un desfalco de miles de millones de pesos que todosdebemos pagar hoy con nuestros impuestos?

 

¿La desmemoria llevó a lossorprendidos a olvidar que luego de la derrota electoral de 2006, el locuaz AMLO ordenó cerrar con carpas todo el Paseo de la Reforma, hasta elZócalo capitalino, con el daño a miles de empresarios, sin que nadie fueracapaz de reclamar algo?

 

¿Ya olvidaron que desde 2013, tanto AMLO como la CNTE han coqueteado con una alianza contra la reformaeducativa y que de manera sistemática la CNTE lo negó? Claro, hoy queda claroque la alianza siempre existió.

 

Y la joya de la corona: ¿ya olvidaronque en un acto demencial, AMLOprotestó como presidente electo, en el Zócalo, con banda presidencial ygabinete incluido?

 

No, que nadie se equivoque, AMLO tiene razón.

 

Es absolutamente congruente al apoyara la mafiosa CNTE.

 

Al tiempo. m