Opinión

Un voto nulo es un voto inútil 

Estamos terminando el periodo de campañas para renovar a los 500 diputados del Congreso de la Unión y vemos con decepción que las y los candidatos no lograron animar a los electores a salir el próximo domingo a depositar su voto en las urnas, como lo vemos en cada elección intermedia, serán sólo los militantes y simpatizantes de algún partido político quienes acudan el 7 de junio a las casillas y con ello se elegirá a ciegas a los próximos diputados, fortaleciéndose la partidocrácia mexicana.

Sin embargo, hay movimientos sociales que proponen acudir a las urnas para depositar la boleta en blanco o tachar todos los logotipos partidistas y con ello anular el voto. Lo que ellos proponen es que los electores manifestemos nuestro descontento con el gobierno y la situación económica y de inseguridad  actual, con el sistema de partidos y sobre todo por falta de candidatos y candidatas que representen a los ciudadanos. 

¿Pero qué tan útil es el voto nulo? ¿A quién beneficia? ¿Tiene algún valor el voto nulo? 

Al anular nuestro voto, o al escribir el nombre de un candidato no registrado, el presidente de la casilla los contabilizará y los colocará en el apartado de “Votos nulos” y “Candidatos no registrados” y enviará el paquete electoral al INE para su contabilización de manera formal. 

El INE tiene dos tipos de votaciones al término de la jornada, una es la votación total, en la cual están incluidos los votos a todos los partidos políticos, los votos nulos y votos a candidatos independientes; la otra es la votación nacional, en la cual se excluyen los votos a los partidos que no alcanzaron el registro, es decir, que obtuvieron menos del 3%, además de los votos nulos, y votos a candidatos no registrados.

Con base en la votación nacional es que el INE obtiene un nuevo 100% para obtener la formula con la que designará a los 200 diputados plurinominales, los presupuestos -que en 2015 será de 5,082 millones de pesos- para los partidos políticos así como los tiempos de promoción en radio y televisión.

Entonces, podemos ver que el voto nulo no afecta al partido del gobierno ni a los partidos grandes, la mejor explicación de este fenómeno de la inutilidad del voto nulo la podemos encontrar en las ligas de Enrique Duque “La realidad del Voto nulo” https://youtu.be/1CUmtkpq0Dc y José Antonio Crespo “Mentiras sobre el voto nulo 2015” https://youtu.be/FrnLONRe0JA.

Para ser más claros, el voto nulo beneficia a los partidos que tienen el mayor número de militantes, redes territoriales y operadores políticos a lo largo del país.

Debemos ser conscientes sobre la importancia de salir a votar este 7 de junio y no dejar nuestra decisión en manos de las militancias partidistas mayoritarias de nuestros estados y de las clientelas electorales. Por eso decimos que un voto nulo es un voto inútil, además de que la abstención no sólo deslegitima a quien gobierna sino también, es contraria a la vocación democrática de una sociedad que apuesta a un cambio por la vía pacífica.