Opinión

La nueva era cubana Parte I de II

Parte I de II

Las tensas relaciones entre Estados Unidos y Cuba parten desde los años 50, cuando las fuerzas revolucionarias lideradas por Fidel Castro y Ernesto Che Guevara triunfaron sobre la dictadura de Fulgencio Batista.

Así en 1961 con el rompimiento de relaciones entre Cuba y EU comenzó el bloqueo comercial a la isla caribeña y fue la extinta la URRSS la que ofreció ayuda a Cuba, mientras los EEUU ordenaron el ataque en Playa Girón, resultando derrotados. La respuesta cubana fue de nombrar a la suya una revolución socialista. El punto más álgido de la relación fue en octubre de 1963, cuando los soviéticos tenían misiles nucleares apuntando a los EEUU; sin embargo, una semana después se desmantelarían.

La guerra fría terminó, cayó el muro de Berlín, la Perestroika se instrumentó en Rusia; pero el bloqueo comercial a Cuba nunca se terminó. En 55 años 11 presidentes, Eisenhower, Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter, Reagan, Bush, Clinton, Bush Jr. y Obama desfilaron por la casa blanca.

Desde John F. Kennedy hasta Barack Obama, el bloqueo siempre ha sido tema para todas las administraciones, comenzó por ser armamentísitico, luego alimentario y de dotación de medicinas, hasta la afectación de la relación económica y turística. 

En 1992 la administración de Bill Clinton legisló sobre el tema y declaró ilegal que empresas que comerciaban con EU pudieran hacer tratos con Cuba.

El posible levantamiento del embargo ha sido llevado a las Naciones Unidas, desde 1992. Las votaciones se han inclinado a favor de la eliminación del bloqueo, el año pasado 188 países votaron a favor de suspender el bloqueo, 3 países se abstuvieron y 2 votaron en contra, EEUU e Israel.