Opinión

Ucrania: la Segunda Guerra Fría

A partir del término de la Segunda Guerra Mundial (1945), hasta la disolución de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (1991) se desarrolló un conflicto ideológico, político, social y económico denominado ¨Guerra Fría". Dos superpotencias, Estados Unidos que defendía el proyecto capitalista en el mundo y la URSS que representaba la idea comunista en el hemisferio oriental.
El recordatorio histórico acontece como consecuencia de eventos recientes como las manifestaciones en Ucrania de fines del año pasado y la anexión de la península de Crimea a la Federación Rusa, hecho que no ha sido bien visto tanto por la comunidad europea como por el gobierno de los Estados Unidos.
El conflicto en Ucrania se deriva de la polarización de la opinión pública, sobre su participación o no en la comunidad europea o ser aliados de la Federación Rusa, el gobierno del depuesto presidente Yanukovich de afiliación pro-rusa había gestionado todo para pertenecer a la UE; sin embargo, su negativa días antes fue el detonante para las manifestaciones en Kiev, el Euromaidán como fue conocido este movimiento, fue fundamental para que el Congreso de Ucrania destituyera al presidente y nombrara a un presidente interino.
El conflicto en todo el país y las disposiciones que se tomaban desde Kiev en contra de las minorías que no fueran ucranianas, tuvo mayor impacto en la península de Crimea donde la mayoría de la población es rusa o su ascendencia es de ese vecino país. Por lo que el Parlamento de Crimea aprovecho la oportunidad para llamar a un referéndum donde la pregunta era, ¿si permanecían en Ucrania u optaban por ser territorio independiente?, la segunda opción tuvo un apoyo contundente y así su independencia fue declarada para luego solicitar su anexión a Rusia.
Esto tuvo consecuencias para Rusia por haber enviado tropas durante el conflicto en Ucrania bajo el argumento de defender a ciudadanos rusos en tierras ucranianas, así como haber aceptado la anexión de la península de Crimea. Ante esto EEUU y la Unión europea penalizaron comercialmente a la Federación Rusa.
Los problemas para Rusia apenas comienzan, el grupo de países que conforman el G8, ha expulsado a Rusia de esta agrupación de los países más industrializados del mundo y la OTAN ha reforzado su presencia militar en la región como medida por la anexión de Crimea.
A todo esto se suma la reciente firma del Tratado de Libre Comercio entre Europa y Estados Unidos que contribuye a conformar tres grandes bloques como si se tratara del escenario planteado por George Orwell en 1984 donde los beneficios económicos serán para EEUU, mientras se relega a Rusia como proveedor de gas natural. Todo esto hace más complicado el escenario geopolítico en los días por venir.
La situación que enfrenta Rusia en contra de la Unión Europea, la ONU y Estados Unidos, es el principio de un conflicto que se prevé como una Segunda Guerra Fría, donde las dos superpotencias competirán por encabezar el nuevo orden mundial, sin importar el papel que jueguen los organismos internacionales.