Opinión

Rendición de cuentas a la mexicana

En medio de la campaña presidencial que difunde las acciones del gobierno federal, el análisis de los anuncios de nuevas obras como la extensión del aeropuerto de la Ciudad de México o el cambio de  nombre al programa de asistencia social Oportunidades a Prospera, continúa la rendición de cuentas ante la ciudadanía a través de los titulares de las dependencias federales.

Esta actividad será en la Cámara de Diputados, donde los legisladores tendrán la oportunidad de cuestionar a fondo cada una de las acciones y políticas instrumentadas en este último año por el gobierno federal.

La crítica a este tipo de rendición de cuentas es que en teoría el gobierno rinde cuentas a la ciudadanía a través de sus representantes que son los diputados; sin embargo, éstos no rinden un informe de sus actividades ni difunden el acontecer legislativo en sus distritos, si es que fueron electos de forma popular, ni qué decir de los plurinominales.

Otra de las críticas es que las denuncias o reclamos de los legisladores se quedan en eso, no son trascendentes ni persecutorias para los funcionarios federales, por lo que la presentación de la glosa de los informes de gobierno se convierte en la oportunidad de recriminar las políticas públicas instrumentadas, pero no para hacer cambios o propuestas.

Si a todo esto le sumamos que los partidos políticos tienen “cosas más importantes” a las cuales dedicarse, lo que vamos a observar en estos días será el trámite legislativo en el que participará el gobierno federal y los partidos políticos.

Esas cosas más importantes a las que nos referimos es para el PRD la elección de su dirigencia nacional y cómo hacer que las tribus que conforman este instituto político puedan hacer un frente común pasadas las elecciones con quien resulte ganador.

Para Morena aunque todavía sin diputados, su prioridad es llevar ante la Suprema Corte de Justicia las firmas necesarias para llevar a cabo la consulta popular contra la reforma energética.

Mientras que el PAN y el PRI hacen lo propio para llevar sus propuestas a consulta popular el próximo año, como es el tema del salario mínimo y la disminución de diputados plurinominales.

Así que mientras que los diputados están más preocupados por cuestiones propias de sus institutos a los ciudadanos nos rinden informes sin profundidad y sin nadie que los cuestione de fondo. Así que los legisladores en lugar de ver por sus intereses deberían legislar para hacer válida y funcional una rendición de cuentas a quienes los eligieron.