Opinión

Reforma sin consenso social

Parte I de II

Las críticas al paquete de reformas estructurales que propuso el presidente Enrique Peña Nieto y autorizadas por el Congreso de la Unión, con el aval de los principales dirigentes partidistas a través del Pacto por México, se han dado por no impactar positivamente y de forma inmediata al grueso de la población.

Sin embargo; las reformas sólo continúan el modelo de estabilidad macroeconómica y rápida acumulación que se impuso desde los años 80’s con la instrumentación de políticas adoptadas por el gobierno mexicano, en el contexto de una economía de mercado y de apertura al exterior. Para entender bien este modelo, sólo hay que observar los 10 puntos centrales del Consenso de Washington promovido por el gobierno estadounidense junto con organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial para países latinoamericanos en crisis.

1. Disciplina fiscal, déficits manejables que evitarán recurrir a impuestos inflacionarios. 2. Reorientar el gasto gubernamental a áreas de educación, salud e infraestructura. 3. Reforma fiscal o tributaria, con bases amplias de contribuyentes e impuestos moderados. 4. Desregulación o liberalización financiera y tasas de interés libres de acuerdo al mercado. 5. Tipo de cambio competitivo, regido por el mercado, con crecimiento de exportaciones no tradicionales. 6. Comercio libre entre naciones. 7. Apertura a inversiones extranjeras directas. 8. Privatización de empresas públicas o paraestatales. 9. Desregulación de los mercados, en especial el mercado laboral. 10. Seguridad de los derechos de propiedad.

Este proceso que inició en el gobierno de Miguel de la Madrid continúa hasta nuestros días y podemos observar que efectivamente no hay un impacto positivo en el bolsillo del trabajador, antes al contrario el salario ha ido perdiendo poder adquisitivo, derivado de las políticas fiscales impuestas en los últimos 3 decenios.

La macroeconomía se había vuelto estable sólo hasta hace algunos meses, en los que el precio del dólar ha alcanzado cifras de más de $15.50.

La semana pasada estuvo en nuestro país Paul Krugman, premio Nobel de Economía 2008, en una conferencia magistral con industriales de CANACINTRA, a quienes expuso que “la gente ya se cansó de esperar el milagro mexicano.