Opinión

Podemos vs la oligarquía española

En este mismo espacio hemos dado seguimiento al fenómeno político español llamado @ahorapodemos, un partido político que con sólo ocho meses en el escenario electoral, se ha convertido de ser una organización ciudadana surgida de las protestas del 15-M a encabezar las encuestas para elegir presidente en 2015, por delante de los partidos tradicionales como el Popular y el Socialista Obrero Español.

Pues bien, este fin de semana ha quedado legalmente registrado ante las autoridades españolas como partido político y con ello asegura su participación en el proceso para elegir al próximo presidente.

Con más de 95 mil votos, ha sido electo como Secretario General, @Pablo_Iglesias_ así como 62 miembros del Consejo Ciudadano. Con la participación de más de 107 mil simpatizantes de podemos, a través de internet han depositado su voto y confianza en el joven eurodiputado que representa a España en el congreso europeo desde que ganó en mayo de este año.

Esta primera aparición oficial del polítólogo Pablo Iglesias como secretario general  de Podemos, conmocionó a los partidos tradicionales por la beligerancia de sus palabras.

Aún cuando no tomaba las riendas de Podemos ya era criticado, las campañas de desprestigio que la derecha siempre ha utilizado, como la de generar miedo en los electores por un posible cambio era predecible Un gran problema que viven los españoles es el de la corrupción en el gobierno, por parte de cualquier partido político, por lo que aseveró: “Podemos es una escoba, una escoba para barrer la sociedad”. “La corrupción no tiene que ver con manzanas podridas, tiene que ver con pagar impuestos y democratizar la economías”. “La corrupción se puede identificar con Bárcenas (ex-tesorero del PP acusado de otorgar sobresueldos a dirigentes partidistas entre ellos el ahora presidente Rajoy), pero eso no es más que la punta del iceberg. La corrupción es un régimen que permite que 20 personas tengan la misma riqueza que 14 millones”. Aclaró que Podemos no es pasajero como alguna vez lo manifestaron líderes del PP o PSOE: “Podemos no es un experimento, Podemos es el resultado del fracaso del régimen, de sus oligarcas, de esos viejos de corazón. Pues bien, la gente les ha respondido: claro que podemos”

Gran tarea tienen ahora los ciudadanos españoles sobre su futuro en el 2015, optar por los partidos tradicionales como el PP y el PSOE o darle una oportunidad a aquellos que también han sufrido los embates del sistema, sólo que se atrevieron a hacer un cambio.