Opinión

¿Podemos en México?

La semana pasada comentábamos los resultados de las votaciones en España para elegir a los 54 eurodiputados que representarán a su país en el Parlamento Europeo, así como el duro golpe que sufrió el bipartidismo del PP y el PSOE, ya que entre los dos no pudieron llegar ni al 50% de la votación y resaltábamos a un partido de nueva generación Podemos que en su primera aparición se colocó como la cuarta fuerza política con más de un millón de votos.

El partido Podemos lo encabeza el politólogo Pablo Iglesias Terrión, madrileño de 35 años con licenciatura y doctorado por la Universidad Complutense y que militó en las juventudes comunistas de España de los 14 a los 21 años de edad. Su tesis doctoral se intituló “Multitud y acción colectiva postnacional: un estudio comparado con los desobedientes: de Italia a Madrid (2000-2005). Los principios de la organización política se encuentran desde las manifestaciones de “los indignados” o también llamado 15-M quienes reclamaban una España más justa, con mayor democracia, una política alejada del dominio de los bancos y una división de poderes.

Los manifestantes no se quedaron sólo en las calles lanzando consignas que si bien son legítimas, difícilmente pueden llegar a impactar en la toma de decisiones o en políticas públicas directamente benéficas para la sociedad. Frases como “La crisis terminará cuando el miedo cambie de bando” o “Un país digno debe alertarse más cuando vea una persona buscar comida en un contenedor que cuando ve a este ardiendo” son el tipo de mensaje con el que este movimiento intelectual y social ha ido ganando terreno electoral en España.

Los perfiles de los eurodiputados de Podemos son totalmente ciudadanos y con formación profesional, la principal figura es el politólogo Pablo Iglesias quien es profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid; Teresa Rodríguez, profesora de secundaria; Carlos Jiménez, ex fiscal jefe Anticorrupción; Lola Sánchez politóloga quien declaró que este fin de semana tenía que trabajar de mesera en un par de bodas y Pablo Echenique-Robba, científico discapacitado.

Una causa que podría explicar este “alto” índice de votación a un partido de recién creación fue la propuesta elaborada por y para ciudadanos.

La pregunta es: ¿En México nuestros electores le darían el poder algún partido político diferente al PRI, PAN o PRD?, por lo mientras habrá tres partidos nuevos compitiendo en las elecciones intermedias del 2015.