Opinión

Mujica vs plutocracia

El oficio del político no sólo en México sino a nivel internacional ha sido denostado, ya no se relaciona como aquellos mejor preparados para gobernar como lo pensaba Platón. De acuerdo a estudios como el de Cultura Política de la Secretaría de Gobernación, la clase política de nuestro país, no es confiable para los ciudadanos.

Sin embargo; la opinión que genera el presidente de Uruguay José Mujica Cordano, es diametralmente opuesta, lo podemos ver en las recientes elecciones para elegir presidente, su partido, el Frente Amplio volvió a ganar con una ventaja considerable, desde que en 2005 rompió con el bipartidismo que existía en Uruguay. En la primera vuelta con más de un millón de votos, se impuso al Partido Nacional que obtuvo apenas setecientos mil; para la segunda vuelta ganó con  un 56% de los votos.

La simpatía que Mujica genera en Latinoamérica se debe a su sencillez y humildad, reconocido por conducir un “Vochito” Volkswagen modelo 1987 color azul, acostumbra no estar acompañado por seguridad y vive en una modesta casa junto con su esposa la senadora Lucía Topolansky.

Pero no todo es parecer pobre, sino debe ser una cuestión de congruencia política, desde su llegada a la presidencia Pepe Mujica puso en marcha el plan de vivienda “Juntos” al cual destina el 87% de su salario.

El gobierno de izquierda que encabeza Mujica ha sido criticado en América Latina por decisiones controversiales, como la de legalizar y regular la venta de la marihuana, como el primer país en hacerlo, después que desde los 70’s se ha luchado por erradicar su consumo.

El presidente uruguayo, asistió a la Feria Internacional del Libro en Guadalajara y a la XXIV Cumbre Iberoamericana en Veracruz.

Su participación en Guadalajara conmovió a miles de jóvenes que lo escucharon, ya que retomó temas como la legalización de la marihuana y manifestó: “Si quieres cambiar no puedes seguir haciendo lo mismo, por eso en Uruguay estamos ensayando, intentando otro camino, que no sabemos el resultado que nos puede dar, pero sabemos que llevamos 70 años reprimiendo y un tercio de los presos que tenemos son consecuencia o del tráfico de drogas o de cometer delitos para tener dinero para consumir droga”.

Aconsejó a los jóvenes “La vida nos puede dar muchas trampas, muchos porrazos, podemos fracasar mil veces, en la vida, en el amor, en la lucha social, pero si buscamos tenemos fuerza para volvernos a levantar y volver a empezar. Lo más lindo del día es que amanece. Siempre está amaneciendo después que pasó la noche. No lo olviden, muchachos. Los únicos derrotados son los que dejan de luchar”.

Personajes como él, pocos, congruentes con su discurso y su actuar, sólo falta escuchar su discurso ante la ONU en la que con frases como “La economía globalizada no tiene otra conducción que el interés privado de muy pocos” sintetiza su posición ante la situación económica de Latinoamérica.

renesan4@hotmail.com