Muy franco

No verán "Into The Woods"

Todas las clases sociales están representadas en la fábula; todas buscan la felicidad para siempre.

Los que tenían la idea de ver el musical de Stephen Sondheim Into The Woods reflejado en la película de Disney, olvídenlo.

Hollywood lo ha hecho de nuevo: ya se me había olvidado cómo echaban a perder las cosas, pero en esta ocasión sí se lucen en el arte de la destrucción. Después de Sweeney Todd, pensé que no volvería a ver un error de este calibre.

Into The Woods es una maravilla en la que el autor usa los cuentos de hadas para narrar con maestría la historia de nuestras propias debilidades: envidia, celos, infelicidad, persecución de las utopías, pérdida de la inocencia, mentira, robo. Todo, amarrado por el lazo de un común denominador creativo: el deseo y la duda.

Como si el universo entero hubiera sido creado por esas fuerzas, principales características del tercer reino del Samsara, la duda y el deseo son las lanzaderas que precipitan a los personajes al borde de sus abismos. Una quiere ir a un baile, otras quieren ser princesas, uno quiere un hijo, un lobo quiere comida y alguien más quiere belleza...

Todas las clases sociales están representadas en la fábula; todas buscan la felicidad “para siempre jamás”, y todas tienen que probar cucharadas de su propia receta.

¿Suena interesante? Pues olvídenlo. Si quieren ver esta maravilla, compren el dvd o el blu-ray con la producción de Broadway estelarizada por Bernardette Peters y Chip Zien, porque nada de esto cuaja en la película, ni siquiera por la nominación (merecida y todo) de Meryl Streep al Oscar.

El error es claro y básico: el director Rob Marshall decide que el agente de la historia es un factor externo (mal colocado y apresurado). No es así; por eso la ausente frase “Érase una vez, más tarde” era tan importante.

Además, la ausencia de números clave, la pésima elección del ritmo en la edición y un casting mediocre, hacen de Into The Woods un mal intento que no es para niños ni adultos ni fans del género. Esta vez, nadie fue al bosque, nadie logró llevar este gran musical a la pantalla grande.

http://twitter.com/renefranco