Muy franco

Yo prefiero la Lucerito siniestra

A mí la que me gusta es la Lucerito lado B. No la que guarda la imagen de perfección. Amo a la Lucero que tiene una mamá que baila en un video sexy; adoro a la que pierde los estribos mientras le grita a la prensa que está harta “¿y?”  A la que le salen guaruras con pistola, a la que sale al aire con cara de furia para “aclarar” un “malentendido”.

La Lucero real. Estoy convencido que, de explotar más esa faceta, sería más querida y admirada por el público. Nadie busca alguien perfecto; nadie quiere una princesa de ensueño como modelo a seguir. En estos tiempos, es mucho mejor ser una persona que lucha todos los días contra sí mismo, conquistándose con dosis cada vez mejor administradas de luz y honestidad.

Ahora se le están echando encima a Lucero porque aparecieron unas fotos que parecen mostrarla disfrutando una cacería. No me mal entiendan: odio la cacería. Mi abuelo la practicaba y desde niño me parece cobarde perseguir animales con pistolas. No es una pelea justa.

Pero este lado “privado” de Lucerito, me parece infinitamente útil y atractivo. A menos, claro, que México todavía necesite barbies vírgenes que nunca dicen una mala palabra y que son incapaces de un mal pensamiento. Ojalá que por fin Lucero abra las ventanas de ese mundo “oscuro” y le ponga luz, para que deje de serlo de una vez por todas.

Serpientes

Para Cristian Castro. Miren que fotografiarse en tanga y subir la foto a Twitter con la sugestiva leyenda “Masajito con Saiote” nos ha unido en un golpe masivo de risa, pero sobre todo nos recuerda que Cristian tiene concierto en el Auditorio Nacional el 31 de enero. ¡En 22 días, y no ha vendido casi nada! O sea: lo felicitamos por la estrategia de marketing. Y por el Saiote, sea lo que sea.

Escaleras

Para el Brujo Mayor. Solo por haber predicho que México tendrá este 2014 “un año tranquilo”. Vaya que necesitamos uno...