Muy franco

"Cinco minutos de fama..."

Son casi famosos. Nadie los recuerda a la primera, y no hicieron nada suficientemente importante, pero a la segunda todo mundo los recuerda y después los olvida. Son los que merecen cinco minutos de fama y que año con año recordamos en el programa de radio La taquilla.

En el 2013, estos son:

El Harlem Shake.

Larry Donas.

El falso traductor para sordomudos en el funeral de Nelson Mandela.

La reportera que se quitó los calzones en la entrevista de la Banda Limón.

Los niños Triquis basquetbolistas.

La señora que abandonó a su perro en la calle y huyó en su automóvil mientras la grababa un videoaficionado.

Los perros asesinos de Iztapalapa.

Las Pussy Riot.

El astronauta que cantó “Space Oddity” desde la Estación Espacial Internacional.

El candigato Morris de Veracruz.

@ladyprofeco, mejor conocida como @andybenitezz.

El twerking de Miley Cyrus.

Los poblanos que provocaron que la Suprema Corte legislara el uso de las palabras “maricón” y “puñal”.

Grimaldo, el niño que ventiló el video de una maestra maltratando a una compañera de escuela.

La maestra del Cbetis que atormentó a la niña.

Antonio D’Agostino, esposo de la actriz Karla Álvarez.

El niño de los dulces y el funcionario que le tiró los mismos.

Y el ganador del año, con honores: El Wolverine de Pemex.

Ahora hagan la prueba: lleven esta lista con sus amigos y familiares y léanla, para que vean cómo la gente sabe quiénes son, aunque no los recuerden mañana. Cinco y ni un minuto de fama más.

Serpientes

Ya tiene nivel de premio en su descenso: cada vez más loco, y más acosado por saber cuáles fantasmas reales o ficticios, Justin Bieber volvió a anunciar en Twitter que se retira. Y en Navidad. Caray... A Michael Jackson le tomó 35 años llegar a esos niveles. Justin va en el trineo del infierno.

Escaleras

Para Ben Stiller. Recupera su prestigio con La Vida Increíble de Walter Mitty. Bien como actor, bien como director. Un gran estreno navideño.