Muy franco

El ya merito "premier"

Es el “jugamos como nunca y perdimos como siempre”, el “ya merito 2014”.

Mientras miro las nuevas olas, yo

ya soy parte del mar.

Charly García

Aguas Internacionales, afuera de la costa de Brasil. Mientras miro las olas afuera de mi camarote rumbo a Río, reflexiono sobre la selección nacional. Merezco opinar: comencé viendo mundiales en los estadios a mis 21 años, en 1986, cuando Negrete nos deleitó con su tijera ante Bulgaria y Hugo falló el penal decisivo contra Paraguay. Estuve ahí cuando Cuauhtémoc acabó con los brasileños en la Confederaciones y cuando Giovani le metió ese golazo en Pasadena a EU para ganar la Copa Oro. Vi a Omar Bravo volar el penal contra Portugal en Gelsenkirchen, y a Maxi Rodríguez meternos su golazo. Estuve en Polokwane y Rustenburgo. Estuve en Recife para el triunfo contra Croacia, y en Fortaleza para vernos caer frente a Holanda.

Vivo con el ya merito. Ahora perfeccionado, gold, plus, premier. Es un sistema, nuestro sistema. Nadie más lo hace. Algo debe valer; habría que venderlo, aprovecharlo.

El análisis no es de personas, sino de sistema. Lo hacemos tanto, con tanta consistencia, que no es un asunto de “detalles”, “falta de concentración” o “experiencia”. Es un acento, nada más. ¿Pueden ver la diferencia? Nuestro mayor “mérito” es haber perfeccionado el “merito”. Perder cada vez más cerca de ganar.

Sabemos retener la bola, hacer tiempo, tirarnos a media cancha para que corra el reloj. Eso lo perfeccionó el Zacatepec del Harapos Morales y lo hacemos cada liguilla. Pero esto de seguir entregando el balón con inocencia, para ser tiroteados una y otra vez en los Mundiales, no es casualidad, no puede ser casualidad. Es el “jugamos como nunca y perdimos como siempre”, el “ya merito 2014”. Y o comenzamos a vender este sistema, o cambiamos de sistema. Todo comienza por tocar fondo y aceptar que nadie más es responsable del asunto. Solo nosotros, los mexicanos con tanto amor por el drama y tanto disgusto con la victoria. Como dice Charly García: “La historia prosigue, pero, amigo, yo ya la vi”.  

http://twitter.com/renefranco