Muy franco

El gran pecado de los cirqueros


No están unidos... los agarraron confiados y con la guardia baja cuando decidieron convertirlos en enemigos públicos y “torturadores” de animales.

La campaña de desprestigio ha sido bastante exitosa. Los activistas no han visto un solo animal salvaje en su vida, solo fotos y videos en internet, y eso les ha bastado para determinar que los dueños de los circos torturan bestias por dinero. Los hay, pero no son todos. Los circos grandes, regulados, son casi los únicos que hoy alimentan, cuidan y preservan fauna animal. Los circos piratas deben ser eliminados.

Pero el PVEM ha tomado la bandera política, y aunque sus diputados tampoco han visto un solo animal, están capitalizando “la causa”.

¿Los cirqueros? Callados. Como si aceptaran la acusación. ¿La razón? Siguen creyendo que están compitiendo entre ellos. Aunque la historia real de los circos grandes es muy diferente a la que exhiben estos ambientalistas, no la han hecho llegar de manera conjunta al público. Cada uno está peleando “por su lado”, pagando abogados carísimos, asistiendo por separado a los debates, poniendo materiales escasos y aislados en internet.

Además hay un cambio generacional: los viejos Ataydes y Fuentes Gasca han muerto o se han retirado, y las nuevas generaciones siguen creyendo que están en una zona de confort que ya no existe. Y van a acabar con su industria, por ninguna razón, porque con la prohibición los animales van a quedar más desprotegidos y con nulas regulaciones. Los activistas y sus socios van a asesinarlos y se van a ir a sus casas.

Los cirqueros, mientras tanto, como patos en un barril, siguen sin unirse. Y ese será su pecado final.

Serpientes

Para Belinda. Pierde la independencia y se va a Tv Azteca. Como dice Lupita Reyes, se decidió por “la tumba de oro”. Lástima, Margarito. Así es esto de la lana. Ni los belifans van a estar contentos.

Escaleras

Para Federico González Compeán y Morris Gilbert. Llevar Los Monólogos de la vagina en español en Off-Broadway ha probado ser una idea brillante. 

 http://twitter.com/renefranco