Muy franco

"La dictadura perfecta"

Antes una puntada famosa de Mario Vargas Llosa, La dictadura perfecta es ahora el título de la nueva película de Luis Estrada.

Perfecta, mis polainas. Esta dictadura es nada cercana a perfecta. A la mejor cuando Vargas Llosa andaba de chistorete para definir así al PRI, especificando que el partido había tenido la gracia de incluir a sus enemigos en el sistema. Creo más, como creí entonces, en la Tragicomedia mexicana de José Agustín. Mucho mejor definición, sin duda.

La dictadura perfecta, nueva película del Perrito Estrada, anuncia en su tráiler un champurrado de puntadas de los últimos sexenios, así como locuras de las cámaras legislativas y las cámaras de televisión.

¿Pero podrá de nuevo el cineasta narrar el asunto sin tomar partido? Estrada se ha balanceado siempre en ese filo, apoyado en un elemento indestructible: la comedia. Sus películas dan risa, y a través del sentido del humor cobran fuerza, universalidad. El asunto no es nuevo. Jean-Baptiste Poquelin, alias Molière, perfeccionó la técnica, herencia directa de William Shakespeare. El espejo pulido por la aguda observación del comediante, para ver ahí nuestra fea cara, pero suavecito.

La paradoja permanece: en la verdadera dictadura el comediante no tiene lugar. Intenten ustedes estrenarle una película así a los Castro en Cuba o a Nicolás Maduro en Venezuela. A que no lo logran. ¿Será que eso solo pasa en la monarquía ilustrada de los Luises (como con Molière), o en la Dictadura perfecta de Vargas Llosa? (¿Y por eso es perfecta?).

¿O ni tan perfecta, ni tan dictadura? Ese es el riesgo de hacer una película tan cercana a la realidad actual: es impredecible el resultado. Por lo pronto, se anuncia un estreno en nada menos que mil 200 pantallas el 16 de octubre. Y mi postura permanece: ¿me va a volver a hacer reír Luis Estrada, o esta vez me va a dar un panfleto estilo Aristegui con el que el cineasta tope finalmente el límite de sus poderes, rompiendo así el primer mandamiento de la escena: “No aburrirás”? Espero con gusto la respuesta, y el estreno. 

http://twitter.com/renefranco