Muy franco

¿To blim or not to blim?

Los memes, una columna firmada por el fantasmal @Beam en un diario digital, tuiteros reales y bots, se divierten diciendo que con el sistema Blim, Televisa "intenta competir con Netflix usando El Chavo Animado y La Rosa de Guadalupe".

Con muy buena voluntad, habrá que decir que estos tuiteros (y bots) están por lo menos muy mal informados. La Rosa de Guadalupe y El Chavo Animado son hoy por hoy contenidos estelares... De Netflix.

Así es; su amada e "impoluta" Netflix distribuye no solo esos productos sino Una Familia de Diez, Hasta que el dinero nos separe, La CQ, La fea más bella, María de todos los Ángeles, El Chavo, El Chapulín Colorado, Vecinos, Rubí, Los Héroes del Norte, Miss XV, Las tontas no van al cielo, Por ella soy Eva, El color de la pasión, La gata, Mentir para vivir, Hotel todo incluido, La Familia Peluche...

¿Le sigo? Porque hay mucho más. Televisa es el proveedor número uno de contenido en español para Netflix. Y no solo en México. Netflix USA sabe lo que vende La Rosa de Guadalupe en un país donde Univisión es la cadena número uno, por encima de CBS, ABC y NBC.

La respuesta es sí: Televisa no solo va a competir con Netflix, le va a quitar sus juguetes. Hay más de 100 capítulos de La Rosa de Guadalupe y cerca de 300 de El Chavo en Netflix. Al menos en el mercado de México y América Latina, la multinacional se va a ver mutilada de una oferta de contenido muy importante y, o comienza a producir telenovelas, o Blim va a funcionar.

Y si Blim obliga a Netflix a producir en México, pues... Aplausos para Blim, ¿no?

Para toda empresa de medios -Netflix lo es- el contenido local es esencial. De La India a España, no hay nadie que pueda evitar esa necesidad. Además Televisa aprovecha que Netflix ya le hizo la chamba: ya saben cuánto rating tienen sus productos en esa plataforma, y saben que su inversión puede tener un rédito enorme. Y si se estrena Blim USA o Blim Europa, pues más.

En todo esto, a pesar de las quejas de los "tuiteros de angora", La Rosa de Guadalupe es esencial. ¿El meme o los bots? Pues son eso, memes. Y bots.