Muy franco

"Robin Pablo Williams"

Depresión, ansiedad, narcisismo, megalomanía, hipersensibilidad. Estas son características de los comediantes.

Agudo sentido de la observación, inteligencia, velocidad mental, personalidad histriónica, creatividad aguda. Estas son características de los comediantes.

Las dos caras de un espejo. Para los de carpa y los de Hollywood. Para los standuperos. Y los tradicionales contadores de chistes. Para los que hacen personajes. Todo aderezado con la sustancia común de la insatisfacción: nunca han hecho reír demasiado.

En ese intercambio de energía, el comediante se drena y el público recarga el tanque. Los comediantes son estaciones de gasolina emocional; tienen la sustancia necesaria para hacer reír en un mundo creado, constantemente triste. El público sale de ahí mejor; el comediante tiene que tirarse a dormir.

Es vivir en la línea de fuego emocional. Y en la posibilidad de tomarse más de un trago, darse más de un pequeño permiso de alucinar. No para mejorar la creatividad, solo para lidiar con los demonios que viven dentro, muriéndose de risa y peleando por salir a cada segundo, a gran velocidad.

Solo conozco personalmente a dos comediantes que escapan a la ansiedad: Polo Polo y Sergio Corona. Pero todos los demás son esa llama que arde brutalmente al filo de poder ver el mundo como es y por eso poder explicarlo como nadie más lo ha visto.

Descansa en paz, Robin Williams. Te regalo el final de “Pablo”, del Confabulario de Juan José Arreola:

“Tembloroso, sin poder soportar un momento más el espectáculo de la desintegración universal, Pablo se encerró en su cuarto y se dispuso a morir. De modo cualquiera, como un ínfimo suicida, dio fin a sus días antes que fuera demasiado tarde, y abrió de par en par las compuertas de su alma.

“La humanidad continúa empeñosamente sus ensayos después de haber escondido bajo la tierra otra fórmula fallida. Desde ayer Pablo está otra vez con nosotros, en nosotros, buscándose.

“Esta mañana, el sol brilla con raro esplendor”.  

http://twitter.com/renefranco