Muy franco

Huele a Oscar para...

La de este domingo, bien puede ser la ceremonia soñada para los mexicanos, una en la que arrasemos con la noche.

Están cantados los Oscar para Alejandro González Iñárritu. El Negro (que no es negro) la trae casi segura. Porque se llevó el premio del Sindicato de Directores, y esos son los mismos que votan para esa categoría en los Oscar. Sería muy, pero muy raro que no se lo llevara. Su mayor competencia es Richard Linklater con su heroísmo de hacer una película que duró 12 años de producción.

¿Y Mejor Película? Aquí las posibilidades son enormes, porque los productores la votaron también como la mejor en su sindicato; a menos que El francotirador, de Clint Eastwood, o el caballito negro Whiplash, dejen al Negro ídem de coraje por segunda vez, como aquella noche fatídica en la que le aplaudía con cara de pocos amigos a Martin Scorsese mientras subía al podio.

Por si fuera poco, Oscar en puerta con toda claridad para El Chivo Lubezki. Este sí nadie se lo quita o va a ser una de esas rarezas que nadie se espera. Y sí, los fotógrafos lo votaron al mejor del año.

Mejor Actor para Eddie Redmayne por La teoría del todo. Voto también por Juliane Moore y su Siempre Alice para Mejor Actriz.

¿Y Mejor Mezcla de Sonido? A mí se me hace que El Negro y Martín Hernández se van a subir con una sonrisa enorme y muchísima anticipación de triunfo a recoger ese premio.

Palabras más y menos, la de este domingo bien puede ser la ceremonia soñada por los mexicanos. Una en la que arrasemos con la noche y no quede ninguna patriotera duda de que necesitamos el sombrero de charro y una bandera para la vuelta olímpica en la que todos nos ponemos la medalla como si hubiésemos hecho maldita la cosa para merecerla.

Quiero pensar que así será. Y aunque México al final no sea el premiado, aquí se crearon estos héroes y sí son orgullo nacional. El domingo a ver quién me quita de la televisión.

http://twitter.com/renefranco