Muy franco

"Hnmpl": yo la veo mucho mejor...

No soy el público de Hoy No Me Puedo Levantar. No disfruto los espectáculos teatrales donde las canciones son más importantes que la historia. Y aun así, creo que el montaje de hoy en el Teatro Aldama es sustancialmente superior al que se montó hace ocho años.

Mis razones

Esta vez hay mejor tecnología, lo cual hace que las canciones por fin parezcan pertenecer a un concierto y no a una obra teatral.

Hay un esfuerzo notorio porque las canciones no entren con calzador. A pesar de que algunas, como “Cruz de navajas”, están todavía en la escena y en momento equivocados, muchas otras tienen más lógica. No aparecen por aparecer.

Los elementos “de concierto” logran momentos verdaderamente buenos, como en el caso de “Perdido en mi habitación”, basada lejanamente en la primera escena del segundo acto de The Wall.

La remodelación del Teatro Aldama permitió mejorar todo el sistema de sonido.

Alan Estrada está más maduro y eso lo ha hecho crecer en el escenario.

Y María León. Impresionante voz.

Sigo sin entender de qué se ríe la gente con el personaje llamado El Chakas. Son los chistes más simples que he oído, pero los espectadores celebran, se carcajean y aplauden. Sigo sin entender por qué les gusta el formato de rockola, y sigo sin ser fan. Pero no discuto cuando, al final, el teatro se pone de pie y aplaude, minutos enteros. Como decía ese comercial de caldo de pollo: “tantas personas no pueden estar equivocadas”.

Serpientes

Para Miley Cyrus. Al menos eso parece. ¡Ahora sí logró el show más feo del mundo! A ver si no acaba poniendo eso de moda también.

Escaleras

Para Carlos Rivera. ¡Parece que quieren montar El rey león en México! Parece que acabando Wicked... Y lo quieren a él para que repita el éxito en España. Así que si no le gana el papel algún español trasnochado, Rivera sube, una vez más.