Muy franco

El Grito: orden "vs" caos

Hay muchas críticas siempre que hay un Grito de Independencia en el Zócalo. Pero este año hubo una gran diferencia, el control.

No se me enojen, mis queridos antipriistas, pero me gusta más ver un Grito de Independencia bien hecho, que esos en los que a Felipe Calderón le bañaban la cara con lásers. O aquellos en los que volaban huevazos contra los reporteros a media ceremonia, y las cornetas no dejaban oír ni la campana. O cuando hacían el saludo de manos antes del Grito. Horas y horas para llegar a la ceremonia y a los cohetes, que es lo que todo mundo quiere ver.

Este año las quejas fueron:

Catearon a la gente y hasta a los niños a la entrada.

Voy a decir algo muy poco popular, pero ustedes saben que en este país metemos la pachita de alcohol en los niños a los estadios y las verbenas. ¿No? No se hagan. Ni siquiera pienso en un acto terrorista, pienso cómo los mexicanos vamos al Zócalo a ponernos bien briagos. Y le damos las chelas y el tequila a las abuelas o a los niños. No mientan.

Se oyeron gritos de “acarreados” en la tele. En esta les doy la razón. La transmisión estaba tan quirúrgicamente planeada, que esos gritos no pudieron ser casualidad. Ni modo. Aquí sí, los que decidieron eso fueron contra la imagen que buscaban lograr. Estaba perfecto con que todo saliera milimétrico, pero agregar esos gritos, tan claros en la transmisión, era demasiado. De ahí se descosieron el resto de las críticas.

El atuendo de la primera dama estaba muy caro.

Otra vez, seré poco popular entre los anarquistas tuiteros, pero la verdad sí prefiero que se vea bien la primera dama y no como Martha o Margarita. Perdón, pero ¿ya no se acuerdan? La neta, la transmisión sale a todo el mundo a través de agencias de noticias o transmisiones directas. Y mi Fox, mi Felipe y mi Jolopo sí me daban como cosa.

Por último, para todos aquellos que están pensando que soy un “vendido” y similares, aclaro: nunca en mi vida he votado por el PRI. Pero esta vez les reconozco que, salvo esos gritos tan poco espontáneos, la transmisión les quedó muy bien. Lo demás, ni estuve: estaba en casa viendo la tele.

http://twitter.com/renefranco