Muy franco

"Godzilla", ¡peliculón!

Muy poco me importa lo que digan los villamelones o los que van nada más “a ver al monstruo”. Godzilla, de Gareth Edwards, es un clásico.

Peliculón. Homenaje al género y monumento a la leyenda. Perfecto ejemplo de cómo hacer una película de monstruos. Y a las personas que dicen que solo les gusta ver cómo sale la criatura y arma un desgarriate, les recuerdo que una parte esencial de todo monstruo es que no se vea.

¡Que no sepas ni por dónde te va a caer la voladora! Que comiences a sentir ñáñaras, pensando que eres una de esas personas que está cenando en Hawái, en el momento en el que ves caer dos aviones militares al mar. Y que te dé tiempo para pensar: “Aquí hay algo que ya valió”. Lo que sigue es precisamente lo que no se ve, pero ahí viene. Se trata de alimentar la paranoia.

¿Se acuerdan de la Dimensión desconocida de Rod Serling? Funcionaba, porque era el pico de la guerra fría, y nadie sabía cuándo iban a empezar a volar los cohetes. Hoy es lo mismo, con el tema de la naturaleza acumulando un punto de venganza contra nosotros.

Por eso Godzilla es lo de hoy. Pero no por eso esta nueva entrega es un clásico. Lo es por la inteligencia suprema del director Edwards, su libertad creativa y el respeto al ícono de culto que renace en las pantallas. ¡Oh Gojira!, ya te extrañábamos.

Serpientes

Para José Joel. Tengo informes de que ya no llegan a la gira. Y que no quiso quitarle por lo menos la hora menos que necesitaba ese musical para sobrevivir (a pesar de que solo hacían falta unas tijeras). Amar y Querer,el Musical: lo pasado, pasado.

Escaleras

Para Toño Esquinca. Ni lo corrieron ni lo censuraron… ¡pero en medio de su pequeño escándalo, nos acordamos de su existencia en el cuadrante! ¡Bien, campeón!

 http://twitter.com/renefranco