Muy franco

Siempre Disney

Sí me impresionaron. El martes, el teaser de la película La Bella y la Bestia obtuvo en 24 horas 92 millones de vistas en YouTube. Disney superó así otro producto suyo, El despertar de la fuerza de la saga Star Wars.

Es oficial; el largo brazo de la ley Disney está al frente de la era digital. ¿Y con qué? ¡Con ideas tradicionales! Demonios, pero si todo el mundo está buscando influencers y nuevos lenguajes y Disney simplemente regresó a los básicos. Primero, y muy a pesar de George Lucas, le devolvió a Star Wars su apariencia y sensación originales y ahora nos muestra las imágenes de la casa de la Bestia de la película de animación construida para actores de carne y hueso; nos deja oír la voz de Lumiere y finalmente nos sugiere que va a ser un musical. La cereza en el pastel han sido los ojos de Emma Watson.

Ahora sigue la plática continua: el nombre de Ewan McGregor tuiteado al infinito y todos enterándonos mutuamente de que en marzo 17 de 2017 esta fantasía llegará a los cines.

Lo más importante es que el reloj está a punto de marcar una vuelta entera, como tenía que ser: los contenidos prevalecerán en los nuevos canales de distribución reencontrando a su público y creando nuevo. No por nada los Rolling Stones o James Bond jamás han tenido que reinventarse; solo entender el lenguaje de las redes. El teaser de La Bella y la Bestia es el ejemplo que marcará el rumbo de la industria.

Además, la película llegará en el momento ideal para que la Academia de Hollywood esté lista para volver a multipremiar un musical, algo que no ocurre desde la versión filmada de Chicago. Disney ya comenzó por romper sus propios récords y no se va a detener.

Al final, mientras los millennials se van haciendo nuevos rucos y sus contenidos independientes en YouTube bucean en las profundidades de la miseria más abyecta, los grandes estudios regresan por lo suyo. Disney ha puesto la pauta; ahora sí, bienvenidos a la hiperdistribución de contenidos profesionales. A ver hasta dónde aguantan los blogueros.