Muy franco

Compre usted su propia tele

El próximo mandamás de la industria va a ser aquel que ofrezca todo.

La idea era el acceso: que a través de un sistema de televisión de paga el usuario tuviera todo lo que quisiera ver. La idea de contenido “exclusivo” no era tan importante. Después aparecieron las restricciones, principalmente en eventos deportivos: el Mundial, los Juegos Olímpicos. Después la portabilidad. Finalmente el “contenido a la carta”. Y ahora, para darle la vuelta final a la comodidad, pasamos a la verdadera incomodidad: las plataformas hiperexclusivas.

¿Quieres ver House of Cards? Netflix. ¿La serie del Chapulín Colorado antes que nadie? VEO TV. ¿Los Olímpicos de Invierno? Claro Video. ¿La nueva serie de Woody Allen? Amazon Prime. ¿Próximamente, en cuanto HBO se vaya del cable (y lo piensa hacer) Game of Thrones? HBO Play.

O sea: friégate. Comienza a pagarle 99 pesos al mes a uno, 99 al otro y 99 al de más allá. En México, ya puedes hacerlo con Netflix, Claro y VEO, lo que significa casi 300 pesos mensuales por sistemas restringidos de televisión de paga. Mucha gente se va a quedar con canales básicos, mediando entre lo que pagan por lo que ven en la tele y lo que ven por streaming. Es cosa de economía: ¿hasta dónde llega el bolsillo y qué van a hacer cuando quieran ver otra serie exclusiva que su proveedor de streaming no tiene?

¿Qué sigue? El proveedor de proveedores. El próximo mandamás de la industria va a ser aquel que ofrezca todo, a un precio fijo, tele, internet, telefonía y streaming. Palabras menos, va a pasar lo mismo que con el boom de la televisión de paga, pero agregando la portabilidad inmediata. Los proveedores de telefonía celular serán ideales para este “cuádruple play” que, tarde o temprano, ocurrirá. El “quíntuple play” (aunque me esté adelantando demasiado) será para aquel que agregue accesos simplificados a YouTube, Vine, Snapchat y redes existentes o por existir.

Bienvenidos al futuro. Lo lamento, se parece muchísimo al pasado.

http://twitter.com/renefranco