Muy franco

¿Circos sin animales? Pero no hay un solo “santuario”

En hoja membretada de la VI Legislatura, el diputado Jesús Sesma, líder de la bancada del Verde en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, me envía una carta en respuesta a mi columna en MILENIO Diario, del jueves 3 de abril.

Primero publicaré la carta completa. Abajo, mi respuesta.

 

México, D.F., a 04 de abril de 2014

Dip. Jesús Sesma Suárez

Coordinador del Grupo Parlamentario del PVEM

 

Estimado René:

Antes que nada saludarte y agradecerte el interés que tienes por un tema tan sensible como es el del maltrato animal.

Voy a tratar de responder a tus legítimos cuestionamientos respecto a la propuesta del Partido Verde para cancelar de manera absoluta la presencia de animales en los circos.

Comentarte que de acuerdo con datos de la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circos, presentados en el foro Circos Sin Animales realizado en la Cámara de Diputados, existen alrededor de 2 mil 500 animales de diferentes especies.

Quiero dejar en claro que las prohibiciones que se han realizado en estados como Querétaro, Morelos, Colima y Guerrero no significan de ninguna manera el decomiso de animales. Los circos son sus dueños, y en el mejor de los casos, están registrados como umas ante Semarnat, lo cual les permite conservar sus animales.

Las prohibiciones son estatales y lo que harán los circos es lo que están haciendo ahora, trabajar en donde aún les es permitido. Algunos de ellos han expresado que de prohibirse su utilización en todo el país, se los llevarán a países de Centro y Sudamérica donde se siga permitiendo su uso.

En el caso de una prohibición federal, se está proponiendo un plazo determinado para que los circos definan el destino de sus animales como se ha realizado exitosamente en países como Bolivia, Perú y en estos momentos se trabaja en Colombia.

Cuando los animales sean donados a la Profepa o a organizaciones defensoras de sus derechos, la mayoría de ellos no podrían ser devueltos a su hábitat natural debido al maltrato y modificación de sus instintos, y como no existen zoológicos ni umas suficientes para albergar a 2 mil 500 animales, los santuarios resultan ser la mejor opción.

En Hidalgo, México, está por instalarse el primer santuario que cuenta con un centro de rehabilitación que se sostendrá con las visitas del público que quiera conocer el proceso de rehabilitación de los animales. En cuanto los animales sean rehabilitados, organizaciones internacionales como Wild Animal Sanctuary y Animal Defenders International, entre otras, se harán cargo de su transportación y manutención. Justo en este mes ambas estarán en México colaborando para definir este proceso.

Igualmente AnimaNaturalis Internacional nos ha informado que está gestionando con gobiernos estatales la posibilidad de instalar santuarios en sus territorios, que serían administrados por la iniciativa privada, con proyectos que incluirían centros de rehabilitación e investigación.

El uso de animales en los circos debe ser abolido, la sociedad debe ser educada para respetar y defender a todos aquellos que no pueden defenderse por sí mismos, sin importar las diferencias, en este caso, de especie. Los argumentos de seguridad, empleo, valores, aporte a la cultura y respeto a los animales son suficientes para legislar al respecto. El problema del destino de los animales está resuelto. Lo único que falta es contar con toda la voluntad política para hacer lo correcto.

Aprovecho la ocasión para invitarte a que te sumes a esta noble causa.

Saludos cordiales

***

Estimado diputado Sesma:

Usted mismo acepta, lo cito: “los animales (…) no podrían ser devueltos a su hábitat natural”. Y agrega: “No existen zoológicos ni umas suficientes para albergar a 2 mil 500 animales”. Y remata diciendo que por eso, “los santuarios resultan ser la mejor opción”.

¡Pero usted acepta en su carta que no existe un solo santuario!

Lo cito, diputado: “AnimaNaturalis Internacional nos ha informado que está gestionando con gobiernos estatales la posibilidad de instalar santuarios en sus territorios”. Gestionando la posibilidad. O sea, hoy “no hay santuarios”. Habla usted de uno, en Hidalgo, que “está por instalarse”. ¿Cuándo? ¿Dónde?

¿Quién nos garantiza que AnimaNaturalis es una organización que va a lograr estas gestiones? ¿Quiénes son? ¿Y por qué un partido político mexicano confía tanto en una organización privada internacional? Usted dice: “AnimaNaturalis Internacional nos ha informado”. ¿Por qué confía tanto en ellos y por qué como contribuyente tengo que confiar a ciegas en una organización privada? ¿Con qué gobiernos “está gestionando”? ¿No es obligación del Partido Verde, investigar, certificar y hasta fiscalizar cualquier organización de colaboración ajena hasta sus últimas consecuencias para que realmente se logren los objetivos?

Ustedes están apresurando la ley de prohibición, antes de que exista un solo “santuario” funcionando en México. Dice usted que “el problema del destino de los animales está resuelto”. Pero en la misma carta habla de un “plazo determinado para que los circos definan el destino de sus animales” ¿Está “resuelto” o lo van a definir los circos?

Bajo estas condiciones, es mucho más preocupante que el asunto llegue a una “prohibición federal”. Porque ese “plazo determinado” podría no ser suficiente para que exista un solo santuario operando y en forma. Esos “santuarios” son, hasta hoy, un bonito discurso, nada más. Nadie sabe si realmente van a funcionar o no, cuál es esa “iniciativa privada” que los va a administrar o si realmente hay público al que le interese pagar por ver animales en “proceso de rehabilitación”. Enséñeme a mí y al público un solo santuario modelo funcionando en México antes de proceder a dejar 2 mil 500 animales a la deriva, o sin empleo a los que, muy mal o muy bien, los mantienen con vida hoy.

Usted, diputado Sesma, llama a los de mi primera columna “cuestionamientos legítimos”. Estos son tan legítimos como los anteriores. En las redes sociales, me han atacado porque llamé “ociosos” y “bobos” a los defensores de animales. Pruébeme usted que estoy equivocado. Con hechos. Enséñenme los “santuarios” operando, funcionales y con perspectivas de futuro primero y después pasen las leyes que prohíban el uso de los animales en los circos. Hacerlo al revés será privar a los animales de su sustento, su medio de supervivencia y, finalmente, su vida.

Y no me lo prueben a mí. Pruébenselo a los miles de defensores de animales que han sumado en las redes sociales y que están esperando respuestas verdaderas. 

Comentarios a @renefranco