Muy franco

Batman para mensos

Batman vs. Superman es una porquería, una fregadera, un insulto. Perfecta para todos aquellos que "se enojan" porque Ben Affleck es Batman y discuten acerca de lo que sucedió en tal o cual cómic como "referencia" para "documentar" sus opiniones.

Estamos llenos de villamelones. Todo el asunto de los cómics y sus personajes es narrativo. No importa qué tantos guamazos, ni qué superpoderes se usen, ni las referencias "nostálgicas", ni los sistemas de hiperuniversos para crear legiones de superhéroes peleando entre sí o contra las fuerzas del mal.

Importa la historia. Y en la película de Zack Snyder, Lex Luthor logra que los personajes se peleen diciéndoles: "Ira lo que dijo de ti. Sssss... Eso ya calienta." Así, por palabrerías y enojos de niños caguengues, se engendra "la pelea del siglo", que además ni es, porque lo que debería haber sido el clímax de la historia se estropea frente a la presencia de Doomsday, ese monstruo menso. "Y entonces... que juegaban a que ya eran amigos y a que atacaban juntos al monstruo y que se pegaban y... ¡Puuuuum! Que llegaba la Mujer Maravilla y que, y que..."

¿En serio no tenían una historia mejor que contar que este guión aleatorio creado para mentes de niños de ocho? ¿No les da vergüenza que hace décadas Frank Miller estructuró la pelea perfecta de estos dos personajes, con Batman como héroe ilegal, perseguido por un Supermán que vivía al servicio ciego del poder del presidente de EU?

Batman es ilegal, siempre. Superman es el héroe all american. Esa es la esencia que sí puede confrontar a los personajes, pero salir con la jalada de que Superman es el nocivo y Batman el buena onda, es querer equivocarse. Eso y mucho más, pero ¿para qué les digo? Mejor sigan soñando a que va a estar buena La liga de la Justicia y sigan comparándola con Los Vengadores. Después de todo, han regresado los tiempos de la ñoñería en los superhéroes. ¿Por qué no?