Muy franco

"Adal"

Mi teoría es que Adal Ramones no está listo para regresar a la televisión.
Al menos yo, en algunas pláticas con él, no lo sentí tan convencido. Es como si le hubieran pedido su regreso una y otra vez, pero jamás hubiera encontrado el área de comodidad que necesitaba. No creo que Adal Ramones viviera este regreso como una nueva oportunidad, sino como una comparación ineludible contra el trancazo que fue en el pasado.

Nada iba a ser igual, es cierto. Pero nada, nunca, lo es. Aunque Adal Ramones quería seguridad. Algunas veces le sugerí que regresara como en el pasado, reestrenando en la televisora local de Puebla, en parte como homenaje a la televisión y a sí mismo, y en parte porque esa fue la estrategia de Paul McCartney para regresar a las giras después de Los Beatles: con presentaciones aleatorias, gratuitas, en escuelas.

Adal nada más se rió. Me dijo que en grande, siempre en grande. Y por eso mi teoría: no creo que el show que estaba a punto de estrenarse el 28 de agosto tuviera la grandeza imaginada. No estaba el productor Lalo Suárez, no estaba listo el cuerpo de actores, no estaba la escenografía y no estaba el elenco. No estaba Yordi para darle seguridad.

Ahora se publica que Adal le pidió un millón de pesos por capítulo a la televisora. En esos niveles de especulación, mi mente me lleva a esto: si realmente hizo algo así (52 millones de pesos por año), solo fue para que le dijeran que no. No hay ninguna otra opción. Era asegurarse el futuro para siempre en caso de que el regreso saliera mal y dañara su carrera de comediante en vivo, en la que le va tan bien. (Una especie de: “pues si mi regreso me quita mis eventos en vivo, entonces salgo con el retiro asegurado”).

Aunque insisto, eso es solo maldita especulación. Y aunque es cierto que la televisión te encumbra o te entierra para siempre, la verdad permanece donde nació: en las oficinas de donde, vieja práctica de la tele, solo saldrán versiones extraoficiales. Lo cierto es que por el momento, una vez más, no hay Adal para la más grande de las pantallas chicas.

http://twitter.com/renefranco