Vivir como reina y gastar como plebeya

¿Será que nos sobra el dinero?

Las prioridades que le das al dinero son diferentes a las de tu pareja o tu vecino. Al fin y al cabo, todos tenemos gustos y contextos diferentes. Aun así, en temas financieros hay por lo menos dos que están en la vida de todos: ahorro y deudas.

De hecho, estos son los dos rubros a los que destinamos dinero los mexicanos después de cubrir los gastos fijos, según el más reciente estudio de confianza del consumidor realizado por Nielsen. Entonces, en 2015, tras el pago de gastos como la renta o la luz, ahorramos y, después, pagamos deudas.

Hoy me enfocaré en este ahorro que hacemos.

Todos decidimos a qué le ponemos dinero y a qué no. Tú decides si gastas en vacaciones o en un seguro médico, si le inviertes a un negocio o si compras un auto nuevo. Quien tiene el poder de decisión eres tú.

Como tomador de decisiones te mereces una primera felicitación, porque ya ahorras antes de gastar en vacaciones, según el estudio de Nielsen. El orden de cómo destinamos el dinero tras los gastos fijos es: ahorro, deuda, entretenimiento fuera del hogar, ropa nueva, arreglos de la casa, viajes y gadgets o nueva tecnología. Es así como priorizamos el dinero.

Está muy bien que el ahorro vaya antes que los gadgets. Nos podemos dar una primera palmada en la espalda.

Pero debemos analizar un detalle. En cuanto al ahorro se refiere, hay dos formas de organizarte:

Estrategia 1: pago mis gastos fijos y después veo qué queda y qué hago con eso.

Estrategia 2: sé qué quiero, destino dinero a mi ahorro, luego cubro mis gastos.

Depende de qué prioridad asignas al ahorro, la cantidad que logras juntar o la rapidez con la que consigues lo que quieres.

¿Ahorras desde que llega el dinero a tu cuenta? o ¿hasta que pagas todos tus gastos?

Aunque parezca sin importancia de qué lado te colocas, no lo es. Al final, en uno consideras que el ahorro va primero, que es pagarte a ti mismo por tu esfuerzo e incluso ajustas tus gastos a un monto menor que tus ingresos; en el otro esquema de organización ves al ahorro como un dinero que debe sobrarte al final del mes. La clave aquí es la palabra "sobra".

Entonces, hemos puesto al ahorro encima ya de muchas otras cosas en las que gastamos, y eso es muy importante. Pero... a los que están en la primera estrategia los invito a ser honestos y responder esto: ¿a quién, después de hacer todos sus pagos fijos, le sobra dinero?

A mí, si dejo el ahorro al final, nunca, nunca me sobra para ahorrar. Por eso me pago primero.

El ahorro es un gasto fijo y debe estar contemplado dentro de nuestras salidas de dinero mensuales, igual que el pago de la hipoteca o el transporte.

El ahorro es lo que te va a permitir lograr todo lo que ya ponemos después del ahorro: ropa, gadgets, disfrute y, sí, pago de deudas.

Pensemos qué lugar queremos darle al ahorro y de verdad cuestionemos si ¿el ahorro es lo que nos sobra de nuestro dinero?


Twitter: @vivircomoreina