Vivir como reina y gastar como plebeya

Los papás más endeudados…

Para el papá de mis hijos y para mi papá

Los hijos salen caros. Esto lo saben todos aquellos que los tienen. He escuchado a mi esposo y padre de mis hijos, y otros papás, quejarse de lo difícil que es mantener a los hijos. Los entiendo. Esos gastos representan casi 21 por ciento del ingreso familiar, según la Profeco, más de lo que el Inegi dice que gastamos en vivienda (19.8 por ciento). Al año, según la OCDE, los mexicanos trabajamos 2 mil 237 horas que nos generan un ingreso de 100 por ciento. Así que trabajamos casi 470 horas al año para mantener a los hijos.

Esta semana es el Día del Padre y sería interesante no solo festejarlo con una comida —el regalo favorito, según Kantar Worldpanel México—, sino entendiendo lo que es estar en sus zapatos y ser, en siete de cada 10 hogares, el sustento principal de la familia. Así, cuando más escucho a los papás sufrir los pagos de la manutención de los hijos es por estas fechas en que llega el fin del año escolar, el gasto de las vacaciones, cursos de verano, reinscripciones, nuevos útiles, y... sí, la lista de pagos relacionados con la escuela no incluye los casi 12 mil pesos anuales en 2 mil 190 pañales que usan sus bebés, según la Profeco.

O los juguetes que compran por la culpabilidad de no haberlos visto en la semana, o los gastos hormiga del helado, el cuaderno extra y los shorts para el futbol. (Una reflexión en paralelo: quizá por eso celebramos el Día del Padre en junio, cuando necesitan un apapacho extra de tanto gasto).

Y así, el tema escolar es uno que los papás consideran más importante. Más de un tercio coincide en que garantizar la educación de sus hijos es más importante que otros gastos, dice HSBC en "Cimientos para el futuro", de la serie "El valor de la Educación". Primero la matrícula de la universidad y después la renta, dice 37 por ciento de los padres. Y 55 por ciento prefiere pagar la escuela que la tarjeta de crédito. Y el ahorro para el retiro pues... se aplaza: 53 por ciento deja aportar con tal de pagar la colegiatura.

Y no solo dejan de pagar los gastos del mes, dejan de comprarse cosas o disfrutar sus gustos... Siete de cada 10 padres mexicanos están dispuestos a contraer una deuda para enviar a sus hijos a la universidad. Quizá tan dispuestos, que 78 por ciento de los hombres deudores de Resuelve tu Deuda, la reparadora de crédito, tiene, al menos, un dependiente económico.

No es fácil ser padre, como hijos o como mamás que tenemos una pareja que nos apoya, sentimos una parte de su responsabilidad y estrés del mantenimiento de los hijos. Quizá este 19 de junio sea un buen día para hablar con ellos y planear, como familia, qué podemos hacer para buscar un mejor balance financiero y que ser padre no sea sinónimo de estar endeudado.

Twitter: @vivircomoreina