Vivir como reina y gastar como plebeya

Tu mamá trabajadora hace milagros

Tres de cada 10 hogares mexicanos tienen una jefa de familia, es decir, la mujer es la proveedora económica.

La diferencia salarial por género en México, según datos de la OCDE, es de 15.43 por ciento.

Esas familias de jefas, en principio viven con un ingreso 15 por ciento menor que aquellos con un proveedor hombre, y con un presupuesto claramente menor cuando se trata de hogares en los que hay dos proveedores económicos (alrededor de 30 por ciento de las familias).

Ahora que se acerca el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, hay que darle las gracias a esas mamás trabajadoras porque hacen milagros todos los días.

Esa mamá, tu mamá, trabaja igual que sus pares hombres, gana menos y se encarga de la casa y de ti.

Hace unos meses, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió a las empresas públicas divulgar sus datos salariales divididos por tipo de trabajo, género y raza.

Futureando, pues creo que un día lograremos tener salarios iguales independientemente de si somos hombres o mujeres, pensé que esta igualdad de ingreso nos llevará un siguiente paso: la igualdad de crianza.

En una entrevista a Jacqueline Franjou, CEO de Women’s Forum for the Economy & Society, le pregunté si la igualdad salarial lleva a la igualdad de crianza. Me dijo que sí, estuvo de acuerdo conmigo.

Comentó que "las mujeres que se volvieron madres, por lo general, se quedan detrás de los hombres en el lugar de trabajo y tienen más dificultades para llegar y mantener posiciones de liderazgo". La decisión en una pareja sobre quién puede dedicar más tiempo a los hijos considera el factor económico.

¿Quién trae más dinero a la casa?

Según datos de PwC, la principal razón por la que las mujeres dejan su trabajo es que no encontraban oportunidades para progresar en su carrera, no por tener familia.

Entonces, una mujer con igualdad de circunstancia salarial en una posición de liderazgo se sentará con su pareja y podrá tener una decisión —en igualdad de circunstancias— para ver quién se queda en casa con los hijos.

"Los hombres, con la posibilidad de tomar un permiso por paternidad al nacer su bebé, están dispuestos a tomarlo". Entonces, en una familia en la que una mujer gane igual que su pareja hombre, la decisión de crianza se vuelve más compleja, y más pareja.

"Creo que las mujeres pueden y deben 'tenerlo todo', pero la sociedad tiene que cambiar, porque se construyó para adaptarse a los hombres", me dijo Jacqueline.

Yo estoy de acuerdo. Los hombres y las mujeres pueden tenerlo todo, siempre y cuando partan de la misma base. Mientras tanto, tu mamá trabajadora seguirá haciendo milagros.

Por cierto... según un estudio de McKinsey Global Institute, se pueden sumar 12 mil millones de dólares al crecimiento mundial para 2025 si se mejora la paridad de género región por región.


Twitter: @vivircomoreina