Vivir como reina y gastar como plebeya

'Millennial' y pobre

Los millennials, la generación de quienes nacieron entre 1980 y mediados de los 90 y de la cual se habla mucho últimamente, no es un grupo muy ducho en finanzas.

Solo 24 por ciento demostró conocimientos básicos de finanzas, según la encuesta de PricewaterhouseCoopers (PwC) titulada Millennials y educación financiera-la lucha con las finanzas personales.

Podemos decir, entonces, que ocho de cada 10 no saben cómo usar su dinero para que les alcance o rinda. De hecho, solo 8 por ciento demostró tener buenos o altos conocimientos financieros.

Otro dato interesante es el endeudamiento en el que están los millennials. PwC revela que 81 por ciento tiene al menos una deuda de largo plazo por estudios. Y 54 por ciento está preocupado por estos préstamos educativos. La encuesta se hizo entre más de 5 mil 500 jóvenes de esa generación en Estados Unidos, pero me atrevo a decir que puede representar a varios millennials en México.

La deuda, lo he dicho antes en este espacio, es buena siempre y cuando sea una que puedas pagar. Se vale endeudarse para comprar una casa (la que puedes pagar) o un auto (el que te alcance) y sobre todo la educación (también haciendo cálculos), pero todo este endeudamiento debe ir acompañado de información correcta sobre cómo manejar el financiamiento.

El 30 por ciento de los millennials encuestado dijo tener cuentas sobregiradas o en estados frágiles, y 53 por ciento mencionó que en los últimos 12 meses tuvo líos con una tarjeta de crédito.

PwC define a esa generación como una mejor educada que la de sus predecesores, más diversa y activa económicamente. Es importante que encuentren una guía de cómo llevar unas finanzas personales sanas y balanceadas.

Según la encuesta, 34 por ciento de los millennials no está satisfecho con su situación financiera. Si no se tiene un acercamiento al tema financiero, con una forma atractiva para ellos, que refleje sus necesidades y sus gustos, lo que vamos a tener es muchos más jóvenes o adultos insatisfechos con su realidad financiera.

Otro dato que nos debe llevar a buscar al millennial más cercano que tengamos y darle un empujoncito para que le interese el tema de su dinero: solo 27 por ciento busca asesoría financiera profesional sobre ahorro o inversión.

No hay que mandarlos (si son padres de un millenial) a sentarse a platicar con su asesor financiero —eso pudo haber funcionado con la generación anterior, la X—; los millennials no quieren ver al trajeado financiero que les diga cómo manejar su dinero, pero quizá estén dispuestos a acercarse a la información que exista en línea o redes sociales, a las apps con estrategias para hacer un presupuesto y ver cómo sales de deudas. Esta generación debe encontrar que el dinero importa, y no solo por un interés meramente financiero, sino porque unas finanzas sanas dan bienestar y tranquilidad. La salud financiera te permite tomar las decisiones que queremos para llevar la vida que queremos... Una situación apretada en términos financieros te acorrala a que las decisiones estén tomadas por ti.

¿Qué queremos ser los millennials, una generación que toma decisiones y puede, por lo tanto, ser libre, o una que por falta de interés en lo financiero terminemos insatisfechos?

La educación financiera, a todas las edades y en todas las circunstancias, es muy necesaria.


Twitter: @vivircomoreina