Vivir como reina y gastar como plebeya

Descuentos por aquí, descuentos por acá

El Buen Fin inicia mañana. Las promociones llevan días en redes sociales y la televisión. El aguinaldo, o parte de él, quizá ya lo tienes en la cuenta de banco. Por lo tanto, te sientes listo para salir de compras.

El año pasado gastamos 197.4 millones de pesos en ese fin de semana de descuentos. Unos 20 millones más que en 2013.

Les cuento cómo compramos los mexicanos durante el Buen Fin: tres de cada 10 compramos lo que no teníamos pensado adquirir, y seis de cada 10 compramos a crédito y a meses sin intereses.

Lo que más compramos, sorprendentemente —porque confieso que siempre pensé que serían gadgets y electrónicos o pantallas planas—, son ropa y zapatos.

Entonces, podríamos concluir que muchas de las cosas que nos ponemos para ir a trabajar o llevar a los niños a la escuela las compramos sin planear mucho y las pagamos a crédito y meses sin intereses. Esta no es la mejor estrategia para comprar.

Este es el quinto Buen Fin que se organiza en México. Sabemos, por lo tanto, que en noviembre llegarán esos días de promociones y locura en los centros comerciales. ¿Por qué es que tenemos que endeudarnos a meses sin intereses y comprar sin planear?

Ya no podemos dejar que este fin de semana de compras nos agarre por sorpresa. Es momento de aprovechar los descuentos y las promociones a nuestro favor.

Un par de tips:

1. Antes de que salgas de compras el fin de semana o abras en tu computadora tus páginas de internet favoritas, haz una lista.

2. Revisa tu clóset y tu casa. ¿Qué tienes?, ¿qué necesitas?, ¿qué ya no sirve? Porque aprovechar un descuento puede ser positivo —incluso si no lo tenías planeado— y te puede hacer feliz, hasta que llegas a tu casa y te das cuenta que tu ganga es casi igual a algo que lleva meses en tu clóset.

3. Saca tus estados de cuenta de todas las tarjetas de crédito que tienes, también las departamentales, y revisa tu saldo. ¿Cuánto debes?, ¿cuánto puedes gastar?, ¿cuántas promociones a meses ya traes encima?

4. Si eres de los que tiene presupuesto (felicidades, por cierto), revisa cuánto dinero tienes apartado para gastar en este tipo de eventos.

5. Y si has estado ahorrando para una gran compra, ve a contar los billetes que ya juntaste y analiza para lo que te alcanza.

Todo esto te va a tomar un par de horas. Es jueves y tienes el tiempo. Sal mañana con un plan de compra. Compara precios y descuentos en internet. Haz las cuentas y ten claridad de cuánto puedes gastar.


Twitter: @vivircomoreina