Re-incidente

Más limpia y renovable

Según la Agencia Internacional de Energía (creada en 1974 por la OCDE), dentro de 50 años la mayor parte de la energía mundial será proveída por plantas solares fotovoltaicas y termoeléctricas.

El 2% de la superficie del desierto del Sahara bastaría para producir toda la electricidad consumida en el mundo a partir de energía termosolar, según dice el Informe Energía Solar Térmica de Concentración 2009 de Greenpeace.

Conocemos desde los finales del siglo XIX las ventajas de la energía solar y sus posibilidades, pero fue hasta los años 80 del siglo pasado que empezamos a desarrollarla seriamente.

La demanda mundial de energías renovables aumenta día con día para cuidar el medio ambiente, para sustituir el petróleo en manos de los árabes, para hacer negocio, para pervivir. Las energías renovables cubrieron alrededor del 19% del consumo en el año 2011.

Un poco menos de la mitad fue suministrada a través de fuentes de energía de biomasa tradicional.

La capacidad total de las energías renovables a nivel mundial superó los 1,470 GW (gigavatio/equivalente a mil millones de vatios) en el 2012, lo que significó un incremento del 8.5% en comparación con el año anterior.

La energía eólica representó aproximadamente el 39% del total de la capacidad energética renovable, seguida por la energía hidroeléctrica y fotovoltaica, las cuales representaron 26% cada una.

La energía fotovoltaica alcanzó el hito de 100 GW, superando a la bioenergía y posicionándose como la tercera tecnología renovable más grande en términos de capacidad de operación, después de la energía hidráulica y eólica.

México presentó un fuerte crecimiento en los años recientes, igual que Sudáfrica, Marruecos, Chile y Kenya.

Zonas del Medio Oriente y África mostraron el mayor incremento regional con 228%, sumando 12 mil millones de dólares americanos.

Alrededor del mundo, 138 países se han puesto objetivos y han establecido marcos políticos en términos de energías renovables.

En el 2011, las energías renovables abastecieron un 20.6% del consumo de electricidad en la región y un 13.4% del consumo bruto de energía.

Gabriela Breña