Re-incidente

Trabajo y bienestar

Es con la revolución francesa y el desarrollo de la mecanización, no solo en las fábricas sino en la agricultura también, que en el mundo occidental empezó a cuestionarse el trabajo forzado aunque, como bien sabemos, existen nuevas formas de trabajo clandestino y explotación laboral; tal y como aparece en los testimonios de la obra reciente de Naomi Klein No logo.

El poder de las marcas. Mientras no se logre redistribuir la riqueza en forma de salario mínimo universal y la robotización de la producción no alcance el total de los trabajos repetitivos y poco creativos, el "tripalium" seguirá ocupando mucho tiempo en nuestras vidas y será base de la subsistencia de la mayor parte de los seres humanos. En México además, siendo el país de la OCDE con las jornadas de trabajo más extensas, es una forma de control y freno de la creatividad, por lo que los bajos niveles de productividad seguirán siendo base de pasiva resistencia. No en balde la sabiduría popular ha acuñado el axioma de "Hacen como que nos pagan y nosotros hacemos como que trabajamos". Mientras tanto, el ambiente de trabajo será todavía un medio para la evolución y tendrá un impacto innegable sobre nuestros niveles de bienestar.

¿Cómo crecer profesionalmente en el trabajo, nuestro medio ambiente que todavía ocupa tantas horas de la actividad humana? Aquí hay 6 actitudes que promueven el bienestar en el trabajo, y al mismo tiempo de su realización profesional.

1. Autenticidad. La autenticidad es ser fiel a uno mismo. Esta es una acción esencial para ayudar a que uno se sienta bien y pueda prosperar en su trabajo.

Para ayudarle a ser una persona auténtica hay que partir del respeto; así tendrá un comportamiento coherente con sus emociones, sus pensamientos y deseos. Hay que recordar que mentir a sí mismo conduce al malestar, que es lo contrario de bienestar buscado.

2. La positividad. Ser una persona positiva contribuye a un ambiente de trabajo agradable. Para llegar allí, primero hay que guardar distancia de colegas que están constantemente negativos y aproximarse a los positivos, que pueden incluso llegar a ser una fuente de motivación.

Además, vea sus errores como una manera de mejorarse a sí mismo, no como un fracaso. Tenga en cuenta sus dificultades como retos que requieren soluciones en lugar de problemas. Su actitud positiva le ayudará a obtener una sensación de bienestar, además de motivarlo aún más en el cumplimiento de sus tareas profesionales.

3. Respeto. No hace falta decir que el respeto es una actitud importante para salir adelante y desarrollarse de forma saludable en un lugar de trabajo. De hecho, ser respetuoso de su lugar de trabajo y sus colegas, que están promoviendo un ambiente armonioso, siempre será beneficioso. Al hacerlo, usted contribuye a su propio bienestar y al de sus colegas.

4. Proactividad. ¡No tenga miedo de seguir adelante, participar y superar sus límites! Sea creativo, vaya a compartir y defender sus ideas, colaborar en proyectos que necesitan responsabilidad.

Al hacer planes de carrera que se ajusten a sus intereses y sus habilidades, usted se sentirá más comprometido, lo que aumentará su motivación. Por lo tanto, estar comprometido con su organización le ayudará a sentir una sensación de bienestar en el trabajo.

5. Confianza. Para sentirse competente, uno debe tener confianza en sí mismo y en sus capacidades personales y profesionales. La confianza en sí puede superar los obstáculos con más facilidad.

Una forma de mantener su sentido de competencia es el desarrollo de sus conocimientos a través de cursos, de lecturas, de documentales, etc.

6. La paciencia. La paciencia es probablemente la actitud subyacente a las otras cinco actitudes, debido a que tomará tiempo para integrarlas y adoptarlas. Haga una prueba: llénese un día de paciencia y, quién sabe, si su nuevo comportamiento pueda llegar a ser contagioso e infectar a sus colegas.

MARIANO E. TORRES BAUTISTA