Re-incidente

Demencia

La población mundial está envejeciendo y esto que suena tan obvio es un problema que hay que encarar con imaginación y enjundia.

Somos muchos:

Habemos 7 mil 300 millones en el planeta.

 La proporción entre viejos y jóvenes se va inclinando lentamente hacia los primeros.

Eso trae consigo diferencias en la vida cotidiana como la aparición y crecimiento de enfermedades propias de la edad adulta, de diferente índole que las de niños y jóvenes: son crónico-degenerativas, son incurables en muchos casos y su tratamiento es caro.

Por lo general, son de larga duración e incapacitantes. Arrastran a los enfermos y a los que los rodean, no por breves periodos que requieren amor, paciencia y recursos.

Hoy, el 10% de la población del planeta tiene 65 años o más. La esperanza de vida de un niño nacido en el año 2012 era de 70 años.

En la actualidad, se estima que hay en el mundo 36 millones de personas que padecen demencia.

Devastador para el enfermo, devastador para sus familias. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud serán el doble para el 2030 y más del triple para el 2050.

Para el año 2050, 22% de la población mundial tendrá 60 años y más, y del total 4/5 (cuatro quintas) partes vivirán en África, Asia y América Latina.

 La demencia no es ni normal ni obligatoria en la edad adulta. Existen acciones que deberían ser tomadas ¡ya! por todos en el planeta: hacer ejercicio, no fumar, no engordar, alimentarse sanamente comiendo más frutas y verduras, mantener activo el cerebro: ejercitarlo.

Cada año se dan 7.7 millones de nuevos casos.

Lo que significa un caso nuevo cada 4 segundos.

En el año 2000, la media de edad mundial (es decir la línea divisoria entre el grupo de mayor y el grupo de menor edad) era de 27 años. Para el año 2050 será de 38.

Estimando que la población del planeta sea de 9 mil millones para el año 2050, más de mil 400 millones serán mayores de 65 años.

Mientras que en los países en desarrollo habrá 23 mayores de 65 por cada 100 habitantes en edad laboral, en los países industrializados serán 44.

Gabriela Breña