Las excusas para no entregar recursos a los Hospitales Civiles

Cualquiera que lea las declaraciones del Secretario de Salud de Jalisco respecto de las causas que han motivado la falta de entrega de recursos a los Hospitales Civililes de Guadalajara, podrá darse cuenta de la oposición existente entre el cumplimiento de los mandatos constitucionales y las acciones y posturas del gobierno estatal.

El secretario asuma una postura burocrática que muestra muy poco compromiso con la resolución de los problemas reales de las personas que requieren de los servicios públicos de salud. Esgrime apego a los procedimientos administrativos y a la maraña de trámites que en su mayoría sólo cumplen el propósito de justificar una voluminosa y ociosa estructura administrativa (cabe recordar que México es el país de la OCDE que mayor porcentaje de los recursos destinados al sector salud gasta injustificadamente en la parte administrativa) y deja de lado lo sustantivo: hacer valer el derecho constitucional de acceso a la salud para todo mexicano.

El colmo de la situación lo dibujan las propias palabras del secretario, quien señala como un vicio el hecho de que los médicos que atienden a quienes acuden al Hospital Civil de Guadalajara indiquen la realización de una ecografía (o cualquier otro procedimiento o medicamento fuera del Catálogo Universal de Servicios de Salud - CAUSES) como parte de los elementos que son indispensables para el diagnóstico y tratamiento adecuado de un paciente; y lo hace así porque coloca por encima del cumplimiento de un derecho el apego a los criterios del Seguro Popular que limitan las opciones para hacer las cosas correctamente a fin de mejorar la calidad de la atención a los pacientes. Los derechos o son plenos o no son derechos y ninguna consideración administrativa o burocrática puede estar por encima de su pleno cumplimiento.

Si el CAUCES no cubre este o aquel procedimiento o medicamento o estudio que los médicos de forma reiterada indican o prescriben para que los pacientes reciban la atención correcta, quien comete el error no es el médico ni la institución que presta servicios a los pacientes sino los burócratas que en su infinita soberbia, decidieron dejar fuera de la cobertura de gastos a cargo del Seguro Popular y de la Secretaría de Salud de Jalisco una serie de métodos de diagnóstico, medicamentos, materiales y procedimientos clínicos y quirúrgicos que son indispensables para atender de forma adecuada a quienes acuden a las instituciones públicas de salud.

Alguien debería regalarle al secretario una copia enmarcada, y con letras muy grandes, del artículo cuarto constitucional y una nota que aclarara que por encima de lo señalado en la Constitución no puede haber reglas de operación, reglamento o criterio administrativo que valga.

Ojalá en México tuviéramos más instituciones que como el HCG hacen lo necesario para defender los derechos de los mexicanos y menos funcionarios que como el Secretario de Salud de Jalisco ve en todo esto una práctica administrativa irregular que entorpece la asignación de recursos.

La crisis económica que atraviesa el Hospital Civil de Guadalajara requiere de un análisis y respuestas serias y debidamente documentadas. Permítaseme aportar un par de elementos. Desde el arranque de la prestación de servicios en el Hospital Civil amparados bajo el Seguro Popular los recursos provenientes directamente de la federación por concepto de gastos catastróficos han ido en crecimiento de acuerdo con el número de casos que se deben atender y de acuerdo con una actualización a la alza en el costo de los servicios.

Los recursos federales entregados al gobierno del estado también se han incrementado durante la actual administración en alrededor de un 15 por ciento. En consecuencia, se esperaría que los recursos entregados a la principal institución que da soporte al Seguro Popular en Jalisco, el Hospital Civil de Guadalajara, recibiera un incremento de igual magnitud dado que, además, se ha incrementado desde 2012 el número de servicios que presta cada año; la realidad es que a pesar de resolver una mayor cantidad de servicios, el monto de los recursos entregados ha disminuido considerablemente. Y esto es así en parte porque el actual gobierno estatal ha introducido la derivación de casos hacia hospitales privados y de este modo ha dado paso a la transferencia de los recursos públicos de salud a manos privadas.

Este trato hacia el Hospital Civil por parte del gobierno estatal sólo tiene explicación a partir de un profundo desprecio por el trabajo que ahí se desarrolla. Hasta un gobierno como el de Emilio González entendía y respetaba el trabajo desempeñado por el Hospital Civil a favor de las personas y familias jaliscienses más desfavorecidas y que mayores dificultades encaran para hacer valer su derecho de acceso a la salud; y durante su administración los recursos entregados fueron a la alza cada año.

Una evidencia más del trato de desprecio que se dispensa al Hospital Civil de Guadalajara por parte del actual gobierno del estado lo representa el hecho de que transcurrido el primer semestre del año aún no se firma el convenio entre el Hospital Civil y el Seguro Popular para la prestación de los servicios de salud a sus afiliados. Es decir, que luego de prestar alrededor de la mitad del total de servicios que se ofrecen a los afiliados al Seguro Popular que año con año acuden al Hospital Civil de Guadalajara, aún no existen las reglas de operación (incluidos los costos que se cobrarán por cada tipo de servicio). En este contexto de incertidumbre debe operar el Hospital Civil debido a que no puede decírsele a los pacientes que esperen seis meses hasta que el gobierno del estado decida firmar el convenio anual, para que reciban la atención que requieren. De este tamaño es la omisión de la Secretaría de Salud y del Seguro Popular ambos de Jalisco.

Ante tales circunstancias, parece que las auditorías que se deben practicar, según lo dicho por el secretario, son necesarias, en primer término, en la Secretaría de Salud y en el Seguro Popular de Jalisco. 

Presidente del PRD Jalisco

@Vargas LopezRaul