Uso médico de la mariguana (Segunda parte)

El uso médico de la mariguana o de medicamentos que contienen THC (tetrahidrocannabinol) o CBD (cannabidiol) como substancias activas es legal en Australia, Bélgica, Canadá, España, Finlandia, Holanda, Israel, Italia, Reino Unido y en 21 estados de la Unión Americana (aunque es ilegal bajo la ley federal de los propios EEUU).

La mariguana se encuentra en la Lista IV de la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes de las Naciones Unidas, haciéndola sujeto de restricciones especiales.

La Convención obliga a los países a prohibir la mariguana para todos los propósitos que no sean de investigación pero les permite a las naciones optar por permitir fines médicos y científicos si creen que la prohibición total no es el medio más apropiado para proteger la salud y el bienestar.

La Convención exige a los Estados que permitan la producción o el uso de la mariguana medicinal operar un sistema de licenciamiento para todos aquellos que la cultiven, la procesen o la distribuyan a fin de asegurar que el mercado total de la mariguana protegida por el Estado no excederá el volumen requerido para “propósitos médicos y científicos”.

Bajo esta excepción es que diversas naciones han adecuado sus legislaciones para dar paso al uso con fines terapéuticos de la mariguana.

En Holanda (primer país del mundo en legalizar la producción, procesamiento y uso de la mariguana con fines médicos), la mariguana ha sido recetada en más de 40 mil ocasiones a cerca de 6 mil diferentes pacientes entre 2003 y 2010. El número de pacientes que emplean mariguana para fines médicos aumentó, pasando de alrededor de 850 en 2006 a más de mil 300 en 2010. Todos los productos derivados de la mariguana con fines médicos empleados en Holanda son producidos, desde 2005, por la empresa Bedrocan BV, única permisionaria contratada por el ministerio de Salud de aquel país. Bedrocan BV produce cuatro productos con canabinoides: Bedrocan con un 19% de THC, Bedrobinol con un 12 por ciento de THC, Bediol con un 6 por ciento de THC y 7.5 por ciento de CBD y Bedica con un 14 por ciento de THC (éste último obtenido de la variedad Indica de la marihuana).

En Canadá existen 37 mil 400 usuarios médicos de mariguana (72 por ciento de los cuáles cultivan sus propias plantas) y 4 mil 200 productores debidamente autorizados. Hasta diciembre de 2013, existían 7 mil 517 solicitudes de autorización para poseer mariguana con fines terapéuticos hechas por médicos y 171 firmas también habían solicitado autorización para su producción o distribución. Se estima que el mercado doméstico canadiense de uso médico de la mariguana asciende a mil 300 millones de dólares anuales.

En Israel, hasta 2013, había 14 mil pacientes autorizados a usar mariguana, existen 12 granjas para su producción debidamente sancionadas por el gobierno y sólo 21 médicos están autorizados a prescribirla. El consumo mensual legal de mariguana es de poco más de 370 kilogramos. 70 por ciento de los pacientes hacen uso de la mariguana para tratar el dolor crónico y se han iniciado protocolos de investigación para tratar el stress postraumático en soldados.

En 21 estados de la Unión Americana se ha legalizado el uso medicinal de la mariguana. Se estima que existen 2 millones y medio de pacientes que la emplean de forma regular. La Universidad de California en San Diego ha creado el Centro de Investigación de Cannabis Medicinal que es la única institución de investigación en todo el país autorizada para estudiar los efectos de la mariguana. Washington y Colorado han autorizado el uso de la mariguana con fines recreativos y el gobierno federal norteamericano no intervendrá en tanto no se venda a menores de edad, no se trafique con otras drogas ilegales y las ganancias no vayan a las manos de criminales.

Si revisamos algunas cifras de las enfermedades en México para las cuales el uso de la mariguana puede reportar algún beneficio, los datos son contundentes. El cáncer mata a más de 120 mil personas al año y es la tercera causa de muerte. El 60 por ciento de los casos de cáncer se detectan en etapas avanzadas, lo que inevitablemente los asocia con la presencia de dolor crónico.

La esclerosis múltiple afecta a cerca de 15 mil personas con una edad promedio de 28 años. Alrededor de 150 mil personas están infectadas con el VIH-SIDA. Se estima que la artritis reumatoide afecta a más de un millón de personas y más de millón y medio padecen glaucoma. Respecto de la epilepsia se calcula que existen de 10 a 20 casos por cada mil habitantes, es decir, entre 1.2 y 2.4 millones de pacientes. Y en cuanto a las enfermedades neurodegenetivas se calcula que al menos 500 mil personas padecen Parkinson y más de 350 mil tienen Alzheimer.

¿Estamos listos en México para dar paso a la legalización del uso médico de la mariguana? Más temprano que tarde esto terminará ocurriendo. No es posible seguir obedeciendo la miopía y prejuicios de algunos en detrimento de miles de pacientes que pierden la oportunidad de beneficiarse con el uso de este recurso.

Es muy importante conducir nuestros propios estudios sobre los efectos de las sustancias activas de la cannabis en pacientes mexicanos y dar paso a la legalización de su uso médico. Cuando esto suceda se tendrá que reconocer que el PRD ha insistido e insistirá sobre la legalización de la mariguana. Al menos, como es el caso, con fines terapéuticos.

Médico pediatra, profesor investigador del CUCS, UdeG. Consejero Nacional y Estatal del PRD