Los apuntes del Cora

Tristes Tigres y Rayados

Lo que suponíamos la semana anterior se está cumpliendo. Los dos equipos de la ciudad están siendo constantes, no en su buen accionar, sino en sus errores defensivos y desatenciones; hay mejoras esporádicas, la falta de constancia y regularidad del juego de las dos escuadras predomina. Y como sabemos, no es por la falta de talento, pero las piezas no están funcionando como deberían, por cuestiones meramente de dirección técnica.

Lo que le pasó al Monterrey es increíble: un equipo que venía de ser goleado la semana anterior y que ha demostrado ser de lo peor del torneo, le saca el partido. El primer tiempo de Monterrey fue muy bueno, tuvieron para terminar el trámite en los primeros 45 minutos, pero como siempre la mala puntería se hizo presente. La segunda parte Monterrey se confió y dejó crecer a los Potros, y en dos desatenciones defensivas perdieron el encuentro. Es más lo que dejó hacer el Monterrey y lo que perdonó que en lo que pudo haber mejorado la escuadra de Cancún; definitivamente el partido lo perdieron los dirigidos por El Profe Cruz, y más cuando al final Madrigal tuvo dos claras que dejó ir.

Mientras que en El Volcán los felinos parecen que se están desplomando poco a poco después de la dura eliminación en la Copa MX por su archirrival en penales. Al ir ganado 2-0 está claro que este equipo no sabe manejar partidos, la tónica en esta temporada ha sido estar abajo y regresar para empatar o ir ganando y ser alcanzados, esto ha sido en este torneo. La defensa está en el peor momento desde que Tuca tomó las riendas del equipo, la nula capacidad de control de tiempos, ubicación e inteligencia táctica está cobrando un torneo que se les está escapando de manera agónica.

La solución difícilmente aparecerá en este torneo, pero el declive felino es claro y contundente, a menos que algo extraordinario pase podremos ver a este equipo en la Liguilla.

Ahí están los dos equipos regios, el panorama es muy gris tanto para Rayados como para los Tigres; se ven un poco mejor los Rayados, pero la contundencia es su defecto, y en lo que respecta a Tigres la defensa. Ambos están con vida matemáticamente, pero futbolísticamente están muy lejos de los equipos de arriba.

Hasta la próxima.