Matriz Energética

2015 ¿se sentirá la reforma?

La industria petrolera mundial está en un momento complicado, están llamados a reducir este año sus costos en, al menos 170 millones de dólares es decir, en un 37%, según la consultora Wood Mackenzie. Esto explica la reducción en 33% de los cuadrantes de la Ronda Uno en México.

Según la consultora, más de una decena de grandes empresas están revisando y recortando gastos, pero no es el 2015 el año con mayor riesgo ya que las coberturas, como la de México, estaban en el orden de los 60% por barril, pero el mercado a futuros sí puede verse afectado, y el último trimestre del 2015 resentirá los costos de mantenerse la tendencia.

En México el impacto es mayor y se ha comenzado a sentir, gran parte del gasto público depende del petróleo, y la secretaría de economía ha empezado a anunciar recortes, de hecho, en la empresa productiva del estado PEMEX, se han congelado nuevos proyectos, y las tendencias internacionales apuntan a una desaceleración en materia de exploración y refinación.

La coyuntura internacional hace que los gigantes del petróleo volteen a México, pero están interesados en los proyectos que no generen altos costos en la producción, y son los que tienen posibilidades de participar en el sector porque son los que tienen músculo financiero para hacerlo. Esta no es una buena noticia para el gobierno ya que fortalece la tesis de aquellos que se oponen a la Reforma Energética con el argumento de que esta reforma es entreguista.

Por otro lado dos grandes que desde la década pasada trabajan junto a PEMEX ya han anunciado recortes de personal importantes, Halliburton y Lewis Energy, la primera con sede en Houston y la segunda en San Antonio están ya sintiendo los embates del actual precio del crudo lo que también abre focos rojos en el vecino estado estadounidense que se perfila hacia una recesión.

Con el enfriamiento de la industria energética  las empresas del sector señalan como una preocupación importante la corrupción y la falta de transparencia en México, ya que existen poca confianza en materia de corrupción y transparencia y las recientes acusaciones de corrupción sobre PEMEX no abonan a mejorar el clima de opinión y menos cuando la empresa productiva no hace más que ignorar los señalamientos.