Matriz Energética

Formación de RH, oportunidad de la energía

El pasado jueves se dio a conocer, en San Antonio Texas, un informe preliminar que realiza la Comisión Binacional de Energía, el trabajo fue presentado en la 4ta Conferencia Anual del Consorcio Binacional Eagle Ford Shale. El trabajo presentado por la Universidad de Texas en San Antonio y la Universidad Autónoma de Nuevo León, el documento que incluye una descripción general del impacto esperado en cuatro entidades del país a partir de la producción de esquistos.

Los estados que se incluyen son Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y Veracruz. El  renglón de capital humano ofrece una gran área de oportunidad en los estados donde se espera mayor impacto de la reforma en los próximos años.

En Coahuila, el 1.5 por ciento del personal ocupado fue contratado por las industrias extractivas y de electricidad en la entidad. Cabe señalar que el estado cuenta con 163 instituciones de educación superior y 159 centros de educación técnica. Así como con cinco centros de investigación con experiencia en: materiales, polímeros, metales, cerámica, agricultura, campos de riego y uso del agua.

El informe también subraya al estado como pionero en  la creación de un clúster de energía de aceite mineral, que incluye a los gobiernos municipales, universidades y empresas privadas.

En cuanto a Tamaulipas el informe explica que para el tercer trimestre de 2014, la entidad tenía una fuerza laboral de 1 millón 541 mil 067personas y una población ocupada de1 millón 446 mil 110 trabajadores.

En 2014, el Programa Energético de Tamaulipas declaró que 78 mil 820 trabajadores ocupados  fueron contratados en el referido sector.

Hay más, Tamaulipas es uno de los estados con mayor infraestructura del sector energético y cuenta con 51 programas de pregrado, programas de maestría y cuatro de doctorado relacionados con la energía y ofrecidos por instituciones de nivel superior.

En cuanto a Nuevo León el 12.3 por ciento de su población económicamente activa tiene postgrado, mientras que en Veracruz, también con una infraestructura importante para el sector,  solo el 0.9 de su fuerza laboral trabaja en el sector energético.

Si pensamos que en este sector la formación de recurso humano es de vital importancia y que en los próximos cuatro años el país requerirá de, al menos, 135 mil expertos, profesionales y técnicos de alto nivel en el sector, de los cuales 27 mil deberán ser profesionistas y 108 mil técnicos, es necesario generar en los estados con infraestructura para el sector acuerdos y programas entre universidades y empresas que satisfagan la demanda, pero debe hacerse aprovechando las ventajas de cada entidad.