Prácticas Indecibles

La amenaza verde

Me pregunto qué ocurrió en la vida política mexicana para que el Partido Verde Ecologista tenga posibilidades de convertirse en la tercera fuerza política en las próximas elecciones. Ensayo una respuesta: todos los partidos y la mayoría de los políticos se han acercado a los métodos trapaceros del Verde.

El PVEM no ha cambiado, persiste en su estructura el negocio de una banda de cínicos; para nuestra mala fortuna, el resto del escenario, en cambio, se ha movido hacia esa forma de hacer política, una actividad sostenida en la mentira impune.

El Verde no tiene principios, privilegia el pragmatismo, el dinero que quita y pone en las contiendas electorales. Por cierto, no la menor de las causas de la tragedia de Iguala y el basurero de Cocula se desprende precisamente del pragmatismo del PRD y su red de corrupciones sin castigo. El PAN, por su parte, reventó la seriedad de su historia en alianzas con el PRD, ni más ni menos.

Para el Verde, el conflicto de interés no tiene interés. Arturo Escobar Vega, vocero nacional del PVEM, es el hermano de Adrián Escobar Vega, representante de la empresa Rabokse (palíndromo de Escobar) que contrató el partido para hacer propaganda en los cines.

La verdad es que no son los únicos a quienes les importa poco ese conflicto, ronda los aires priistas después de la casa blanca, la casa del Presidente y la de su secretario de Hacienda, las tres envueltas en estrafalarios convenios con Grupo Higa, uno de los contratistas que acompaña a Peña Nieto desde hace años.

El Verde le pertenece a una familia: los González, que descubrieron en la franquicia una mina de oro. Morena le pertenece a una sola persona: Andrés Manuel López Obrador, dueño y líder absoluto de ese partido integrado por una izquierda dogmática, mala perdedora, autoritaria, antidemocrática.

La multa de 67 millones que el INE  le ha impuesto al PVEM es buena noticia. Lorenzo Córdova sabe un rato largo de estos asuntos. En mayo de 2006 publiqué en la editorial Cal y Arena un libro de Córdova y Ciro Murayama: Elecciones, dinero y corrupción. Pemexgate y Amigos de Fox. Conviene volver a esas páginas, precisamente ahora que todo tiende a volverse “verde” a nuestro alrededor.

rafael.perezgay@milenio.com

Twitter: @RPerezGay