Postdata

Quien quiera denunciar que cuando menos dé la cara

Ignoro de verdad si a los dirigentes de la Federación Mexicana de Futbol y de la Liga MX, es decir, Justino Compeán y Decio de María, están ocupados o no en desactivar la guerra intestina que balconea las miserias del gremio arbitral.

Pero deberían de actuar más allá de aquella reunión del miércoles de la semana pasada, en la que se supone Justino dio a los silbantes un fuerte jalón de orejas, una vez que se hizo pública en TVC Deportes la grabación de una conversación en la que supuestamente el asesor arbitral Jorge Gasso alecciona al árbitro Pérez Durán para tener “tolerancia cero” contra el jugador del Atlas, Matías Vuoso.

Las descalificaciones continúan. El hambre de las facciones que se pelean el poder, por descalificar al bando rival, se mantiene. Las promesas a ciertos medios y a ciertos periodistas de que en las próximas horas llegarán a su poder más grabaciones que involucran a un determinado dirigente o a un determinado federativo, se han convertido en trascendidos de obligado comentario.

Hay quien promete audios de llamadas que aclararán historias ocurridas en diciembre del 2010, por ejemplo. Otros ofrecen más grabaciones para documentar actos de dispendio de ciertos personajes, ligados a ciertos viajes a ciertas plazas.

Todo esto lo que debe es alertar también a los periodistas y medios sobre los criterios que deben de tener para decidir si el material que les llegue vale la pena ser difundido.

Con una guerra de estas dimensiones, en las que las fuentes anónimas son las principales protagonistas, los medios deben endurecer sus filtros.

Si alguien quiere denunciar que se atreva a dar la cara, que tengan valor de enfrentar sus diferencias de forma abierta y pública.

Otra vez, los conflictos en el gremio arbitral no los inventaron los medios, ahí están desde hace rato y los demonios andan desatados.

twitter@rocampo