Postdata

Resignados, todos, al repechaje

La situación que vive la selección mexicana de futbol en la eliminatoria mundialista es tan complicada, que un triunfo mañana en el Estadio Azteca ante su similar panameña apenas les permitirá seguir con vida para el partido final, el próximo martes en San José, ante la representación de Costa Rica.

Es muy probable que mañana mismo, con un triunfo de local ante los ticos, los hondureños consigan su pase directo a Brasil 2014, dejando el penoso repechaje como única opción a los mexicanos.

Por esto es que los máximos dirigentes de la FMF y de la Liga MX tienen muy asumido que habrá que ir a Nueva Zelanda por el boleto mundialista.

Y toda la logística se orienta a ello. Las reservaciones de vuelos y hoteles ya están listas, lo mismo que el sitio para entrenar, las fechas para la convocatoria, el tipo de concentración. Y el análisis táctico del rival, aunque habrá mucho tiempo para profundizar en ello.

Pero no todo se limita al campo de juego y lo que incide forma más directo en él. La toma de decisiones involucra a patrocinadores como Adidas (junto con Banamex, Telefónica Movistar, Coca Cola y Procter and Gamble, uno de los cinco principales).

La firma de artículos deportivos alemana tenía programado presentar el próximo 15 de noviembre, en teoría con el Tri clasificado al Mundial, la indumentaria con la que la selección aparecería en Brasil 2014. Bueno se la van a jugar y se adelantarán, pues será el próximo 1 de noviembre cuando la nueva camiseta se presente al público. Con esta prenda inclusive se jugarían los dos juegos del repechaje.

Otro punto definido ya es el de que, contrario a lo que algunos quieren, el juego de ida ante los neozelandeses sería en el Estadio Azteca y no en Toluca o Pachuca para aprovechar la altitud. Eso sí, el horario del juego se consensuaría entre las televisoras a partir de lo que pida o proponga el entrenador Víctor Manuel Vucetich.

twitter@rocampo