Articulista Invitado

Nueva marcha del PCCh hacia una gobernanza estricta e integral

Para dirigir bien China primero se debe conducir el partido y ser riguroso con sus integrantes; la sexta sesión plenaria, realizada del 24 al 27 de octubre, mostró la determinación inquebrantable de promover todos esos aspectos.


Sexta Sesión Planaria del XVIII Comité Central del Partido Comunista de China. (Foto: Zhang Duo/AP).


La sexta sesión plenaria del XVIII Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), realizada del 24 al 27 de octubre pasado, revisó y aprobó las Normas de la Vida Política dentro del partido ante la Nueva Situación, el Reglamento de Supervisión al interior del partido y la Resolución sobre la Celebración del XIX Congreso Nacional del partido, e hizo público un comunicado.

El PCCh es el fuerte núcleo directivo de todas las causas nacionales y las sesiones plenarias de todos sus comités centrales que han desempeñado un importante papel de guía en la reforma y el desarrollo nacional; por lo tanto, siempre han sido focos de atención a nivel nacional e internacional. Las tercera, cuarta y quinta sesiones plenarias del XVIII Comité Central del PCCh, celebradas en 2013, 2014 y 2015, se centraron, respectivamente, en la profundización integral de la reforma, en la gobernanza del país en estricta conformidad con la ley y en la complementación de la construcción de una sociedad modestamente acomodada en todos los sentidos.

En tanto, la sexta sesión plenaria se dedicó exclusivamente a analizar temas relativos a la gobernanza estricta del partido. Se trata tanto de un resumen de las experiencias como del planteamiento general de las tareas a cumplir en el futuro, lo cual simboliza la mejora constante del marco general de la estrategia de "cuatro tareas integrales" y, al mismo tiempo, ha trazado un porvenir brillante y ha ofrecido fuertes garantías para el desarrollo nacional en el futuro.

Para gobernar bien China, primero se debe gobernar el partido y ser estricto con todos sus integrantes. La clave para hacer bien las cosas en China reside en el PCCh. La sexta sesión plenaria se enfocó en la gobernanza estricta del partido en todos los aspectos y asignó tareas concretas a realizar con miras a promover de manera profunda la gobernanza estricta e integral del partido y fortalecer y mejorar la construcción del partido en sí mismo en distintos terrenos que van desde el establecimiento del núcleo directivo, la regulación de la vida política al interior del partido, el fortalecimiento de la supervisión dentro del partido, la aplicación rigurosa de la disciplina interna y el fomento de la democracia dentro de esta agrupación política hasta una lucha férrea contra la corrupción y la mejora de la supervisión del poder hasta la adhesión a la línea de masas, la implementación del centralismo democrático y la selección y nombramiento correcto de funcionarios.

Todo esto ha mostrado la determinación política inquebrantable del actual Comité Central del PCCh de llevar adelante la gobernanza estricta e integral del partido, ha abierto un nuevo patrón y nuevos horizontes de la construcción del partido y ha elevado de una forma más sistemática la estrategia de "cuatro tareas integrales" a un nivel más alto.

El núcleo directivo es de vital importancia tanto para una nación como para un partido. El secretario general Xi Jinping se ha convertido en el núcleo tanto del Comité Central del PCCh como de todo el partido a la hora de conducir a China a realizar nuevas grandes prácticas. El planteamiento formal de "con el camarada Xi Jinping como núcleo del Comité Central del Partido" es fiel reflejo del deseo común de todo el partido, de todo el Ejército Popular de Liberación y del pueblo de las diversas etnias nacionales, corresponde a los intereses fundamentales del partido y de la nación y constituye una garantía fundamental para mantener y fortalecer el liderazgo del partido. Por ello, tiene una gran importancia y reviste un significado profundo y de largo alcance para la prosperidad y la tranquilidad duradera del partido y del país.

Con la clausura exitosa de la sexta sesión plenaria, la gobernanza estricta e integral del partido será una tarea perpetua. Un PCCh que tiene el coraje de enfrentar pruebas y desafíos y sabe purificar, mejorar y renovarse cumplirá mejor su misión histórica de ser el fuerte núcleo directivo de las distintas causas chinas, dirigiendo a su pueblo a luchar por mantener y desarrollar el socialismo con características chinas y alcanzar el sueño chino de lograr una gran revitalización de la nación. Una China más próspera y estable hará mayores contribuciones a la noble causa de la paz y el desarrollo de la humanidad.

*Embajador de China