Articulista Invitado

La diplomacia de gigante con peculiaridades chinas

El objetivo es contribuir a alcanzar el sueño de rejuvenecer la nación y construir una comunidad de destino compartido de la humanidad; la opción estratégica es persistir en un desarrollo pacífico de sí mismo y el del mundo entero

El mundo es tan grande y afronta tantos problemas. La comunidad internacional desea oír la voz y ver las soluciones de China, y China no puede estar ausente", destacó el presidente chino Xi Jinping en su mensaje de año nuevo 2016.

Al echar una mirada retrospectiva a la diplomacia china en el último año, la voz resonante "China no puede estar ausente" ha orientado los pasos firmes de la diplomacia de gigante con peculiaridades chinas tanto en la interacción entre grandes potencias y la gobernanza global, como en los temas candentes y díficiles internacionales.

En una conferencia de prensa ofrecida en el contexto de las sesiones anuales de la Asamblea Popular Nacional y del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, el canciller Wang Yi expuso detalladamente los principios de la política exterior de China.

1. Diplomacia china: "Estamos en el camino hacia la diplomacia de gigante con peculiaridades chinas".

Desde el 18 Congreso Nacional del Partido Comunista de China, bajo el liderazgo del Comité Central del PCCh, encabezado por su secretario general Xi Jinping, China ha heredado las buenas prácticas diplomáticas realizando grandes esfuerzos para formar gradualmente el camino de la diplomacia de gigante con peculiaridades chinas.

El canciller chino expuso a cabalidad los contenidos clave de esta diplomacia: su objetivo es contribuir a alcanzar el sueño chino de rejuvenecer la nación y construir una comunidad de destino compartido de la humanidad; la opción estratégica es persistir en un desarrollo pacífico de sí mismo y promover el desarrollo pacífico del mundo entero.

El principio básico reside en establecer un nuevo tipo de relaciones internacionales basado en la cooperación de ganar-ganar; la ruta principal es crear diversos tipos de asociaciones; es decir, asociarse en lugar de forjar alianzas y dialogar en vez de confrontarse. Nuestra orientación por valores es adherirnos al concepto correcto de justicia e interés defendiendo la justicia en los asuntos internacioales y teniendo en cuenta tanto la justicia como el interés, dando prioridad a este último.

2. Cumbre del G20: "China será la plataforma para relanzar la economía mundial".

La cumbre del G20 que se realizará en Hangzhou en septiembre próximo será la conferencia internacional más importante que acogerá el país este año. En momentos de viraje para la economía internacional, el mundo espera soluciones chinas para acabar con la debilidad de la economía global, explotar nuevas fuerzas motrices de crecimiento y mejorar la coordinación macropolítica entre diversas naciones.

El canciller chino hizo una exposición brillante del tema desde tres ángulos: descubrir nuevas fuerzas de crecimiento mediante la innovación, inyectar un nuevo impulso a la economía mundial a través de la reforma y crear nuevas perspectivas mediante el desarrollo.

El crecimiento innovador, la reforma estructural y la agenda de desarrollo sentarán cimientos sólidos para que Hangzhou sea una plataforma de lanzamiento para la cumbre del G20 y que China sea una plataforma de lanzamiento de la economía mundial.

3. El asunto del mar Meridional de China: "La historia juzgará quién es solo pasajero y quién es el dueño".

China nunca aceptará la intención de algunos países de provocar desorden en el mar del sur de China y en Asia so pretexto de la supuesta "militarización" y la libertad de navegación. China es el primer país en descubrir, nombrar, explotar y administar las islas dispersas en el mar Meridional de China.

Las islas Nansha son territorio inherente de China y todos los chinos tienen la responsabilidad de defenderlo. China tiene la determinación y la capacidad para defender su soberarnía y su integridad territorial.

Wang Yi recalcó que China ejerce su derecho a la autopreservación otorgado por el derecho internacional al construir instalaciones de defensa en sus propias islas y arrecifes. Por otro lado, China seguirá promoviendo las consultas sobre el código de conducta en el mar del sur de China y la elaboración de las medidas preventivas para el control de riesgos marítimos.

Llevará a buen término los proyectos relacionados con el Fondo de Cooperación Marítima China-Asean, y realizará esfuerzos para mantener la paz y la estabilidad en el mar Meridional de China. La historia juzgará quién es solo pasajero y quién es el verdadero dueño.

4. El asunto de la península de Corea: "Las sanciones son solo medios necesarios, mantener la estabilidad es la tarea más urgente y solo la negociación puede dar una solución fundamental.

"Solo la desnuclearización puede traer la paz, el diálogo será la única salida y solo la cooperación puede beneficiar a todos", reiteró el canciller chino, quien opinó:

"Para resolver el problema en la península, tenemos que adoptar una postura a múltiples niveles y aplicar la medicina correcta. La fe ciega en las sanciones y la presión será irresponsable para el futuro de la península".

Wang Yi tomó un pulso preciso a la alta tensión en la situación de la península y presentó una propuesta para continuar con las vías paralelas para la desnuclearización de la península y la sustitución del acuerdo de armisticio por un tratado de paz.

Esta propuesta considera tanto el objetivo firme de la comunidad internacional y las preocupaciones razonables de la República Popular Democrática de Corea y es un fiel reflejo de la postura responsable de China de defender la paz y la estabilidad en la península.

5. "Un cinturón y una ruta": esta iniciativa china traerá sin ninguna duda desarrollo y prosperidad al continente euroasiático.

La iniciativia sobre la construcción del cinturón económico a lo largo de la ruta de la seda y de la ruta marítima de la seda responde a una amplia voz del continente euroasiático de buscar el desarrollo y la cooperación, y simboliza el rápido cambio del papel de China al pasar de ser un participante en el sistema internacional a un proveedor de bienes públicos. Dicha iniciativa, que se adhiere al principio de construir juntos a través de consultas para satisfacer los intereses de todos y a un espíritu abierto, ha logrado notorios avances: tiene cada día más socios y ya cuenta con el apoyo financiero real.

Se está formando gradualmente la red de la conectividad y la cooperación en capacidad productiva se está llevando adelante, lo que ha traído una nueva esperanza, ha
abierto nuevos horizontes y
ha inyectado nueva vitalidad al desarrollo económico del continente euroasiático e incluso de todo el mundo.

China seguirá avanzando en el camino de la diplomacia de gigante con propias características y aportará más sabiduría y fuerza china a la paz, la estabilidad y la prosperidad del planeta que nos toca vivir.