Articulista Invitado

El Año Nuevo Chino une aún más a México y China

El embajador de Pekín en nuestro país confía en que, a pesar de la gran distancia geográfica entre ambas naciones, 2017 servirá para impulsar la relación binacional coincidiendo con el 45 aniversario de los lazos diplomáticos.

En la mañana del 22 de enero, la glorieta del Ángel de la Independencia en la avenida Paseo de la Reforma fue escenario del Primer Concurso para Decoración de Bicicletas, organizado por la embajada de China, el Centro Cultural de China en México y el Gobierno de la Ciudad de México. La danza de leones y dragones, las canciones y danzas folclóricas chinas y las bicicletas decoradas con imágenes de gallo atrajeron una gran multitud.

Con este evento, arrancaron formalmente las celebraciones del Feliz Año Nuevo Chino que se organizan cada año, marcando la inminente llegada del Año Nuevo Lunar de China.

El Año Nuevo Chino, también conocido como la Fiesta de la Primavera, es el festival tradicional más solemne de la nación china y tiene una historia de 4000 años. Esta fiesta simboliza que cuando llega la primavera todo se renueva, lleva consigo el tema cultural de despedir lo viejo y recibir lo nuevo, recordar a los antecesores y pedir buena suerte y también encierra la aspiración más fuerte y sencilla de los chinos.

De acuerdo con la cultura zodiacal china, 2017 será el año del gallo en el calendario lunar chino. En la cultura tradicional china, el gallo simboliza la laboriosidad, la valentía, la puntualidad y la honestidad.

El Año Nuevo Chino es la fiesta en la que la gente despide el año viejo y recibe el nuevo. El año pasado, la economía mundial seguía siendo débil mientras que la economía china tuvo un buen desempeño: su producto interno bruto sobrepasó la barrera de 70 billones de yuanes (moneda china) para sumar 74 billones 400 mil millones, un incremento de 6.7 por ciento respecto del año anterior, contribuyendo con un 33.2 por ciento al crecimiento económico mundial al mantenerse como el principal motor de crecimiento económico mundial.

La construcción de la infraestructura de transporte también registró avances rápidos. Hasta el cierre de 2016, la longitud total de las autopistas de China superó los 130 mil kilómetros y las vías férreas en operación sumaron 124 mil, de los cuales 22 mil 19 mil corresponden a los ferrocarriles de alta velocidad. La construcción de la red troncal de ferrocarriles de alta velocidad compuesta por cuatro verticales y otros tantos horizontales ha quedado completada, lo que ha permitido que en la mayor parte del país los pasajeros puedan salir en la mañana y llegar en la noche.

Mirando hacia 2017, China llevará adelante invariablemente la reforma del lado de la oferta, hará esfuerzos para optimizar incesantemente su estructura económica, se mantendrá firme en la construcción de una economía abierta en aras de compartir oportunidades de desarrollo e intereses con otras naciones y obtener beneficios recíprocos en el proceso de apertura al exterior.

El Año Nuevo Chino es la fiesta de la unión familiar. Durante la temporada alta (entre enero y febrero) del transporte por la Fiesta de la Primavera, las redes de transporte compuestas por las carreteras, los ferrocarriles, la aviación civil y las vías fluviales transportarán a un total de 3 mil millones de pasajeros.

El desarrollo de internet ha facilitado enormemente la movilidad de la gente. Ahora 73.1 por ciento de pasajeros compran sus billetes en línea y hasta 66 por ciento de ellos lo hacen a través de sus celulares.

Asimismo, realizar viajes al exterior con los seres queridos durante las vacaciones por la celebración de la Fiesta de la Primavera está de moda. Se estima que durante los próximos días feriados, más de 6 millones de chinos viajarán al exterior y dejarán un derrame económico de 15 mil millones de dólares, de ahí que la Fiesta de la Primavera se convierta en una semana dorada a escala mundial.

A pesar de la gran distancia que separa a China y México, a partir de esta semana los amigos mexicanos tendrán oportunidades para encontrarse en casa con el Año Nuevo Chino. Desde mediados de enero hasta finales de febrero próximo, una serie de celebraciones organizadas por unas 30 instituciones chinas y mexicanas en el contexto de la celebración del Feliz Año Nuevo Chino tendrán lugar en las principales ciudades mexicanas.

Asimismo, China y México llevarán a cabo en febrero una serie de celebraciones por el 45° Aniversario de Relaciones Diplomáticas entre ambos países y una amplia gama de actividades en el contexto del Año Cultural de China en México.

Espero que los amigos mexicanos de diferentes círculos participen activamente en estas celebraciones y eventos culturales para experimentar en carne propia el encanto único de la cultura china, ponerle la guinda a los intercambios humanísticos entre China y México e impulsar la relación binacional a un nivel más alto en el nuevo año.

*Embajador de la República Popular China en México.