Articulista Invitado

China, sede de la próxima cumbre del G20

En 2016, la ciudad de Hangzhou recibirá con los brazos abiertos a los participantes provenientes de los países miembros del grupo para que analicen juntos los temas más relevantes relacionados con el desarrollo y la cooperación

El presidente de China, Xi Jinping, asistió del 15 al 16 de noviembre a la Décima Cumbre de Líderes del Grupo de los 20 (G20), realizada en la ciudad turística turca de Antalya, donde abordó con los líderes de otros países miembros del G20 los asuntos de vital importancia para el crecimiento económico mundial. En la ocasión, Xi pronunció importantes discursos, en los cuales hizo oír las voces de China, transmitió la confianza de China y planteó soluciones chinas en torno a la actual situación económica global, al desarrollo del G20 y a las ideas de China sobre la organización de la cumbre del próximo año. Las palabras del mandatario chino fueron ampliamente aplaudidas por la comunidad internacional. Terminada la cumbre en Antalya, China asumirá la presidencia pro témpore del G20, dando inicio al "Año Chino" de este grupo.

En la cumbre recién concluida, China hizo oír sus voces. En el actual contexto de la prevalencia tanto del impacto de fondo de la crisis financiera internacional como de los ajustes profundos registrados en la economía mundial, las voces chinas sirvieron para unir corazones y aumentar la confianza en el actual y futuro desarrollo del G20. El presidente chino urgió al G20 a tomar tanto medidas paliativas para lograr un crecimiento económico estable a corto plazo como medidas de fondo para alcanzar un desarrollo sostenible a largo plazo. Pidió implementar cabalmente los acuerdos alcanzados en las cumbres anteriores y, a la vez, aglutinar nuevos consensos. También instó a los miembros del G20 a adoptar respectivas medidas para llevar a buen término sus propios quehaceres y, al mismo tiempo, mostrar la sinceridad en la coopepración para hacer frente a los retos comunes. El líder chino puso énfasis en la necesidad de fortalecer la comunicación y coordinación en cuanto a las políticas macroeconómicas, promover reformas e innovaciones, construir una economía mundial abierta e implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

En dicha cumbre, China mostró la confianza en las perspectivas de su propio crecimiento económico. Siendo la segunda economía mundial, China tiene la confianza y la capacidad para mantener un crecimiento medio alto y seguir creando oportunidades para el desarrollo de diversas naciones. Actualmente, a pesar de una cierta desaceleración en el crecimiento económico chino, el país asiático sigue aportando más de 30 por ciento a la expansión económica mundial y continúa siendo una importante fuente de fuerza motriz para la economía global. La confianza de China viene tanto de su decisión y acciones de profundizar de manera integral la reforma y establecer un nuevo régimen económico abierto como de la poderosa fuerza motriz endógena de su economía y el liderazgo firme y eficiente del gobierno chino a través de la aplicación de distintas políticas. En los primeros tres trimestres de este año, el consumo doméstico aportó cerca de 60 por ciento al crecimiento económico del país y el sector servicios representó más de 50 por ciento de su PIB. El ritmo de expansión de las industrias de alta tecnología superó el del sector industrial en su conjunto y se está formando una nueva fuerza motriz para el crecimiento económico chino. Asimismo, China ha dado a conocer las propuestas sobre la elaboración del décimotercer Plan Quinquenal de Desarrollo Económico y Social, el cual dotará a la economía nacional de una poderosa fuerza motriz. Por otro lado, China trabajará de la mano con los demás miembros del Brics para afrontar adecuadamente los retos, haciendo conjuntamente contribuciones al desarrollo económico mundial.

Durante la cumbre de Antalya, China planteó soluciones. El presidente Xi Jinping anunció que China organizará la undécima Cumbre del G20 los días 4 y 5 de septiembre de 2016 en la ciudad de Hangzhou bajo el lema "Construir una economía mundial innovadora, fortalecida, interconectada e inclusiva" y que los preparativos que realizará China para la próxima cumbre se centrarán en cuatro áreas prioritarias: innovar los modelos de crecimiento, mejorar la gobernanza económica y financiera mundial, fomentar el comercio e inversión internacionales y promover un desarrollo inclusivo e interconectado. Xi declaró que China asumirá una actitud abierta, transparente e inclusiva en los preparativos y reforzará la comunicación y coordinación con todos los miembros del G20 para mantener, construir y desarrollar juntos el grupo de una forma sana.

En el contexto de la cumbre de Antalya, los mandatarios de China y México se reunieron nuevamente. El presidente Enrique Peña Nieto expresó sus mejores deseos para la próxima presidencia china del G20. Cabe señalar que China y México son constructores y promotores del mecanismo del G20. China desea mantener una estrecha comunicación y colaboración con México para contribuir conjuntamente al fortalecimiento de este mecanismo e inyectar una nueva vitalidad a las relaciones chino-mexicanas.

Un dicho chino reza: En el cielo está el paraíso y en la tierra están las ciudades de Suzhou y Hangzhou. En 2016, la hermosa ciudad de Hangzhou recibirá con los brazos abiertos a los distinguidos huéspedes provenientes de todos los países miembros del G20 para que analicen juntos los temas más relevantes relacionados con el desarrollo y la cooperación.