Hormigas

Vigencia de Nishizawa

En 2013, el Fondo Editorial del Estado de México publicó en su Colección Mayor un libro en homenaje al pintor mexiquense Luis Nishizawa Flores (1918-2014), en reconocimiento a su invaluable aportación a la plástica nacional. Decir que su aporte fue fundamentalmente nacional no es un reduccionismo que demerite la magnífica obra que nos legó, sino un señalamiento que intenta centrar la valía de esa aportación: contribuyó a entender la identidad nacional de México, por eso es más valiosa su obra para nuestro país que para el mundo.

El libro, que lleva el título "Nishizawa / Luz y explosión de color", reúne siete ensayos y una cronología sobre el artista de orígenes orientales, que bien supo condensar en una obra vasta y diversa, hecha en materiales duros y suaves, en una amplia gama de temas que lo hacen universal, por mantener en primacía el dominio de la técnica y la mirada abierta a la revelación de la realidad de nuestro tiempo.

Escriben Margarita García Luna, Jaime Labastida, Gonzalo Vélez, Elisa García Barragán, Ingrid Suckaer, Jesús Martínez y Juan Rafael Coronel Rivera, todos vinculados con el artista en distintas épocas de su vida, admiradores de su obra e impecables exégetas de la complejidad que tiene para entender su lugar en plástica mexicana, a pesar de la claridad de su aporte.

La cronología de la vida de Luis Nishizawa no es menos relevante. Escrita por la crítica de arte Blanca González Rosas, aporta información detallada de los momentos y pasajes más importantes del artista, con la perspectiva de quien ha seguido de cerca esa trayectoria impar. Leer esa cronología nos ayuda a entender mejor la tentativa estética del maestro, y sobre todo, el desafío que significó para él crear una obra original, alejada del lenguaje estético de su época, sin que por ello haya dejado nunca de declararse sucesor de sus maestros y contemporáneos, ni de la tradición artística en la que se inscribió siempre.

Sin embargo, la gran valía primordial de este libro de arte es, sin duda, la fotografía de las obras del maestro. Diseñado y coordinado por la prestigiada editora Antonieta Cruz, el libro es un ejemplo de cómo se muestra al lector una obra diversa, en un lenguaje gráfico que acerca e identifica contenidos, por la simple regla de la lógica para exponer textos y fotografías de una manera directa, sin ornamentación inútil; sin duda, "Nishizawa / Luz y explosión de color" es uno de los mejores títulos del Fondo Editorial del Estado de México. La calidad de la obra del maestro Nishizawa no admite un trabajo editorial que no esté a su altura. Qué gusto leer este libro.