Hormigas

Margarita García Luna

El pasado fin de semana murió la historiadora y cronista de la ciudad de Toluca, Margarita García Luna Ortega. Su trayectoria profesional puede resumirse en los libros que escribió, en los archivos que compiló para claridad de la historia y en la incansable promoción cultural que ejerció desde el Museo-Taller Luis Nishizawa, en la ciudad que la vio nacer y crecer.

Su presencia en la vida cultural de la ciudad dejó una honda huella, difícil de llenar. Para mala fortuna nuestra, las plumas mayores de su generación está desapareciendo: José Blanco, Carmen Rosenzweig, Carlos Olvera, Francisco Paniagua y ahora Margarita García Luna permanecen en el imaginario de su descendencia intelectual, y honor merecen en la obra que nos han legado. Descanse en paz, maestra querida.

CARLOS PELLICER

Con enorme delectación leo la Breve biografía literaria de Carlos Pellicer, escrita por Samuel Gordon y publicada por Ediciones del Equilibrista y el Conaculta en 1997. Se trata de un libro de ágil lectura, con abundantes referencias a la vida literaria de quien fuera uno de los poetas mayores de la generación de Contemporáneos, junto a Xavier Villaurrutia, Jorge Cuesta y José Vasconcelos.

Anécdotas y nombres conforman la constelación de este libro breve; para mí, varias de esas vivencias se cruzan con la que me contara el poeta jalisciense Guillermo Fernández, quien junto a Pellicer vivió momentos verdaderamente significativos para ambos, como aquella triste inauguración de una callejuela en Villahermosa, Tabasco, atrás de un mercado oscuro, sucio y maloliente. "Usted no se merece esto, maestro", le dijo Guillermo. En el silencio de Pellicer se resumió la dignidad que siempre defendió el maestro, para gloria de su grandeza como poeta. Leyendo esta biografía de Samuel Gordon lo entendemos un poco mejor.

BERTHA BALESTRA

La semana pasada estuve en la presentación de la nueva novela de la escritora mexiquense Bertha Balestra, titulada De la penumbra azul emergió el fuego, publicada por Planeta en 2013. El auditorio fue la comunidad de pensionados y pensionistas del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios. La novela, que relata la historia de una amistad sólida y perenne entre Gerardo Murillo y José Torres Palomar, en el marco de un México que emergió a la guerra civil y transformó su régimen de gobierno en muy pocos años, fue una oportunidad invaluable para intercambiar puntos de vista con quienes dedicaron su vida laboral al servicio público, y que hoy asisten a estas actividades con genuino interés por aprender, convivir y salir fortalecidos. Así salimos todos. Enhorabuena.