Hormigas

Hacia Malinalco


Acabo de leer la novela Hacia Malinalco de Angelina Muñiz-Huberman, publicada en Ediciones sin Nombre en2014. Me conmovió su anécdota detonadora: la protagonista Galatea recibe la noticia de que padece una enfermedad mortal; me cautivó luego la descripción del camino de Galatea para asumir conscientemente la inminencia de la muerte.

Es un trayecto de conciliación entre la interrogación y la certeza, que se despoja de toda superficialidad para ahondar en la raíz del tema, y construir una respuesta a la manera de los místicos españoles Bernardo Fontova, Juan de Palafox y San Juan de la Cruz, quienes describieron tres vías para unir el alma humana con la divinidad.

Las fases purgativa, iluminativa y unitiva de los místicos corresponden a la división por capítulos de la novela de Angelina Muñiz-Huberman, en la que el itinerario de la asunción plena de la muerte es equiparable a la búsqueda del éxtasis unitivo; en este plano, todo es significativo: el nombre de los personajes, el lugar mítico que se enuncia en el título... No obstante, aun cuando tiene una enorme riqueza polisémica, la novela es un relato lineal de clara expresión, que se comprende sin necesidad de conocer sus referencias a la cultura clásica o al Siglo de Oro, e incluso sin recordar la recurrencia del tema en la historia literaria, pues plantea un conflicto común, completamente vigente.

"Las historias se cuentan y nunca son iguales", llega a leerse en la novela; su diferencia radica en la forma en que son enunciadas. Hacia Malinalco es ejemplo de la narradora omnisciente que, a través de la tercera persona, se mira a sí misma razonar y concluir, y con ello hacer avanzar la trama; el afuera de su mente y de su cuerpo es el mundo, pero su genuino universo es interior, porque es allí donde se desarrolla el conflicto y por donde se encaminará a un sentido pleno.

El tránsito de un punto a otro está hilado con una fina red de recursos,desde la dimensión sintáctica y prosódica del relato hasta el conciso desarrollo del programa narrativo de su protagonista, para hacer de esta novela un ejemplo de brevedad, pulcritud y profundidad literaria.

Tuve la suerte de asistir a la presentación de esta novela el pasado viernes 7 de noviembre de 2014, en la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de México, en la ciudad de Toluca, por invitación de Berenice Hurtado; fue gratificante escuchar a quienes también leyeron esta novela; valdría la pena compartir esas experiencias a un mayor número de personas.